Tabaquismo: Consejos para dejar de fumar

Hay muchas maneras de dejar de fumar. También hay muchos recursos para ayudarte. Tus familiares, amigos y compañeros de trabajo pueden servir de apoyo. Pero para tener éxito tenés que tener el deseo de dejar de fumar. La mayoría de las personas que fueron capaces lo intentó al menos una vez sin éxito en el pasado. Tratá de no ver los intentos pasados como fracasos sino como experiencias de aprendizaje.
Los síntomas comunes al dejar de fumar, denominados como "abstinencia", incluyen:
    * Un intenso deseo de nicotina.
    * Ansiedad, tensión, inquietud, frustración o impaciencia.
    * Dificultad para concentrarse.
    * Somnolencia o problemas para dormir.
    * Dolores de cabeza.
    * Incremento del apetito y aumento de peso.
    * Irritabilidad o depresión.

La intensidad de los síntomas dependerá de por cuanto tiempo fumaste y la cantidad de cigarrillos que fumabas.

¿TE SENTÍS LISTO PARA DEJAR DE FUMAR?
- Primero fijá la fecha en la que vas a dejar de fumar por completo. Unos días antes podés comenzar a reducir el consumo de cigarrillos.
- Hacé una lista de las razones por las cuales querés dejar el tabaco. Incluí los beneficios tanto a corto como a largo plazo.
- Identificá los momentos en los que sos más propenso a fumar. Por ejemplo, ¿cuando estás estresado o deprimido?, ¿cuando salís con amigos?, ¿cuando estás tomando café o alcohol?, ¿cuando estás aburrido?, ¿inmediatamente después de una comida o de tener relaciones sexuales?, ¿durante un descanso en el trabajo?, etc.
- Comunicale a todos tus amigos, familiares y compañeros de trabajo tu plan para dejar de fumar, informales la fecha. Puede ayudar el hecho de que ellos sepan por lo que vas a pasar, sobre todo ante los cambios de humor.
- Deshacete de todos tus cigarrillos justo antes de la fecha en la que vas a dejar de fumar y limpiá todo lo que huela a humo, como ropa y muebles.

HACÉ UN PLAN
- Planeá lo que vas a hacer en lugar de fumar en los momentos en los que sos más propenso a hacerlo.
- Sé lo más específico posible. Por ejemplo, si en el pasado fumabas mientras tomabas una taza de café, ahora tomá té. Es posible que el té no desencadene el deseo de un cigarrillo. O, cuando te sientas estresado, da un paseo en lugar de fumar un cigarrillo.
- Encontrá actividades que ocupen tus manos y tu mente pero que no sean agotadoras ni engordadoras. Los juegos de computadora, las manualidades y hacer crucigramas pueden ayudar.
- Si normalmente fumás después de comer, buscá otras formas de finalizar una comida. Por ejemplo comiendo una fruta o dando un paseo (una buena distracción que también quema calorías).

CAMBIÁ TU ESTILO DE VIDA
- Hacé otros cambios en tu estilo de vida. Cambiá tu horario y hábitos diarios. Comé a horas diferentes o consumí varias comidas pequeñas en lugar de cuatro grandes. Sentate en una silla diferente o incluso en una habitación diferente.
- Satisfacé tus hábitos orales en formas diferentes. Podés comer apio u otro refrigerio bajo en calorías, masticar chicle sin azúcar, etc.
- Hacé más ejercicio. Caminá o andá en bicicleta. El ejercicio ayuda a aliviar las ganas de fumar.

ESTABLECÉ ALGUNAS METAS
- Establecé metas para dejar de fumar a corto plazo y recompensate cuando las logres. Todos los días podés poner en un frasco el dinero que normalmente gastabas en cigarrillos y luego gastar ese dinero en algo que te guste.
- Tratá de no pensar en todos los días que te esperan sin fumar. Tomá las cosas un día a la vez.
- Una sola pitada o un cigarrillo pueden hacer que el deseo por fumar sea más fuerte, sin embargo es normal cometer errores. Así que aun si fumaste un cigarrillo, no necesitás fumar el próximo.

OTROS CONSEJOS
- Inscribite a un programa para dejar de fumar. Los hospitales, departamentos de salud, centros comunitarios y lugares de trabajo frecuentemente ofrecen este tipo de programas.
- Preguntele a tu farmacéutico o proveedor de atención médica sobre medicamentos que te pueden ayudar a dejar la nicotina y que eviten que recaigas. Estos incluyen los parches de nicotina, chicles y otros tratamientos. Ciertos medicamentos con receta médica también pueden ayudar a disminuir los deseos de nicotina y otros síntomas de abstinencia.

 

Fuente

Añadir nuevo comentario

Difarma