Recomendaciones y medidas de protección solar

Debemos protegernos siempre de las radiaciones, y hay diferentes maneras de hacerlo. Las radiaciones ultravioleta del sol se pueden combatir utilizando prendas de vestir adecuadas, con sombreros, y sobre todo, aplicando adecuadamente cremas de protección solar sobre la piel.
Para proteger los ojos cuando nos exponemos al sol, es necesario utilizar gafas con cristales que absorban la radiación ultravioleta.
Cuando no se disponga de otros medios de protección, es aconsejable utilizar cremas de protección solar de amplio espectro (UVB y UVA), y reducir el tiempo de exposición al sol, en lugar de alargarlo. La aplicación tópica de las cremas de protección solar es la más utilizada para absorber los rayos UVB, pero algunos productos no absorben eficazmente las radiaciones UVA, de longitud de onda más larga. Si se utiliza una crema de protección solar, conviene escoger un factor de protección elevado, y ser consciente de que se utiliza para protegerse del sol, y no para broncearse.
Las propiedades reflectoras de la superficie del suelo inciden en la exposición UV. La hierba, la tierra y el agua reflejan menos de un 10% de la radiación UV incidente. No obstante, la nieve fresca refleja casi un 80%, y la arena entre un 10% y un 25%, lo que indica que la exposición de los bañistas y los esquiadores a los rayos UV es más intensa.

Consejos y recomendaciones
Para obtener un resultado óptimo de la utilización de un fotoprotector, es necesario seguir cuatro normas básicas:
- Aplicar el fotoprotector en casa, 20 a 30 minutos antes de exponerse al sol.
- Hacerlo sobre la piel bien seca.
- No escatimarlo.
- Utilizar protector solar siempre, aunque esté nublado.

Respetadas estas normas, también será necesario tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

- Evitar las pulverizaciones de agua durante las exposiciones.
- Evitar los perfumes y las colonias alcohólicas que contienen esencias vegetales, porque son fotosensibilizantes.
- Elegir el fotoprotector más indicado atendiendo al fototipo.
- No exponerse al sol entre las 11 y las 16 horas.
- Protegerse la cabeza con un sombrero o gorra con visera, los ojos con gafas adecuadas y los labios con protector labial.
- Estar en movimiento. No es nada aconsejable tumbarse al sol y mantenerse inmóvil durante horas.
- Beber abundante agua o líquidos para evitar la deshidratación.
- Determinados medicamentos pueden provocar reacciones a la exposición solar, por lo que es importante consultar con el médico o farmacéutico de confianza.

Recuerde: hay que empezar por un FPS alto, sobre todo la primera semana de exposición solar, e ir rebajándolo en los días posteriores.

Fuente

Añadir nuevo comentario

Difarma