Ojo seco, ¿qué es y por qué se produce?

El problema de la sequedad ocular surge porque no se producen lágrimas suficientes para mantener bien lubricado y nutrido el ojo. Estas lágrimas son las que permiten mantener la salud de la superficie del ojo y nos ayudan a tener una visión nítida.
Las personas con ojos secos no producen suficientes lágrimas (poca cantidad) o tienen una mala calidad de las mismas.
 
Con cada  parpadeo , las lágrimas se distribuyen por la superficie del ojo (córnea) y proporcionan hidratación y lubricación reduciendo los riesgos de infección ocular al eliminar cualquier resto extraño que entre en el ojo (es como un lavado continuo que hace el ojo).
Las lágrimas que se producen en exceso son eliminadas a través de los puntos lagrimales que son el “desagüe” natural de los ojos y que están situados en las esquinas interiores de los párpados.
Estos puntos lágrimales  se comunican con la parte posterior de la nariz por los conductos lagrimales.
Por eso cuando una persona llora mucho se produce ese inevitable goteo por la nariz ya que ese exceso de lágrimas termina bajando por el conducto lagrimal.

¿Por qué se produce el ojo seco?
Los ojos secos se producen por la aparición de un desequilibrio entre la producción y el drenaje de las lágrimas. Las principales razones posibles son:
o    Cantidad insuficiente de lágrimas – Las lágrimas son producidas por varias glándulas situadas dentro de los párpados y alrededor de los mismos. La producción de lágrimas tiende a disminuir por varios motivos  (edad, enfermedades o como efecto secundario de algunos medicamentos). Las condiciones ambientales  como el viento y el clima seco también puede afectar el volumen de lágrimas al aumentar la evaporación lagrimal. Cuando las lágrimas se evaporan demasiado rápido de los ojos, los síntomas de ojo seco pueden aparecer.
o    La mala calidad de las lágrimas. Las lágrimas se componen de tres capas: 
o    Una capa lipídica aceitosa), una segunda capa acuosa y por último la mucínica.
o    Cada capa tiene una función diferente destinada a  proteger y nutrir la superficie de la cornea.
o    La capa lipídica ayuda a evitar la evaporación de la capa de agua, mientras que la capa mucínica ayuda a que el ojo se mantenga húmedo, adhiriendo las lágrimas o capa acuosa al ojo. 
o    La capa acuosa está implicada en la nutrición, hidratación y defensa de la córnea. 
o    Si las lágrimas se evaporan muy rápidamente o no se extienden uniformemente sobre la córnea debido a deficiencias con cualquiera de las tres capas lagrimales, los síntomas de ojo seco aparecen.
La forma más común de ojo seco es debido a una cantidad insuficiente de la capa acuosa de la lágrima.
Esta patología, denominada queratoconjuntivitis seca (KCS), también se conoce como síndrome de ojo seco y es realmente molesta para el que la sufre.

Síntomas de ojo seco
Las personas con esta patología pueden experimentar diferentes síntomas:
o    Sensación de picor, ardor, enrojecimiento y ojo cansado.
o    Sensación de arenilla en los ojos.
o    Ligera sensación de visión borrosa.
o    Dificultad para abrir los ojos (mañanas).
o    Conjuntivitis e inflamación corneal.
o    Fotofobia (sensibilidad a la luz).
o    Incomodidad con el uso de lentes de contacto.
o    Sensación de sequedad.
o    Lagrimeo excesivo. (es una paradoja pero cuando se secan mucho los ojos, el cerebro manda la orden de producir lágrimas a borbotones así que puede ser un síntoma de sequedad).

Causas de ojo seco
El desarrollo de los ojos secos puede tener muchas causas. Algunas de las más importantes son:
o    Edad – El ojo seco es una parte del proceso natural de envejecimiento. La mayoría de las personas mayores de 65 años experimentan síntomas de ojo seco.
o    Sexo – Las mujeres son más propensas a desarrollar ojo seco debido a los cambios hormonales causados por el embarazo, el uso de anticonceptivos orales y la menopausia.
o    Medicamentos – Algunos medicamentos, como los antihistamínicos, descongestionantes, medicamentos para la presión arterial y antidepresivos, pueden reducir la cantidad de lágrimas producidas en los ojos.
o    Condiciones médicas – Personas con problemas de artritis reumatoide, diabetes y de tiroides son más propensos a tener síntomas de ojo seco. Otra causa muy común es la blefaritis, inflamación de la córnea, o la alteración de la posición de los párpados que se pueden girar hacia adentro o hacia afuera provocando que la lágrima no se mantenga sobre la superficie corneal.
o    Condiciones ambientales – La exposición a  humo, viento seco puede aumentar la evaporación lagrimal provocando síntomas de ojo seco. La falta de parpadeo cuando uno está mirando una pantalla de ordenador durante largos períodos de tiempo, también puede contribuir a la sequedad de los ojos. En general cuando realizamos cualquier tarea de fijar mucho la vista  parpadeamos mucho menos y se secan los ojos.
o    Otros factores – El uso a largo plazo de las lentes de contacto puede ser un factor en el desarrollo de los ojos secos. La Cirugía refractiva con láser (LASIK habitualmente),  pueden también causar una disminución de la producción de lágrima.
o    Lagoftalmos nocturno. Se trata de un problema de sequedad provocado porque las personas que lo sufren duermen con los ojos entreabiertos y al no parpadear se reseca muchísimo la cornea.

 

Fuente

Añadir nuevo comentario

Difarma