Blog de difarma

BASES Y CONDICIONES - CONCURSO DÍA DE LOS ENAMORADOS 2016

1- Concurso exclusivo para fans de DIFARMA SRL residentes en Córdoba, Argentina.

2- El plazo para participar del Concurso de Día de los Enamorados inicia el día viernes 12 de Febrero de 2016 a las 12:00hs y finaliza el día Sábado 13 de Febrero de 2016 a las 20:59hs o cuando hayan sido retirados los 3 premios, lo que ocurriese antes.

3- Premios: 3 (tres) vouchers por un desayuno para 2 personas en Cafeladería Creambury de Calle 24 de Septiembre esquina Félix Frías, Barrio General Paz, con vigencia del 14 al 28 de febrero de 2016.

4- Para participar se requiere:

a) Ser fan de DIFARMA SRL en su página de Facebook: http://www.facebook.com/DifarmaSRL

b) Dirigirse a cualquiera de las 3 sucursales, ubicadas en Barrio Yofre Norte: Altolaguirre 2244, Altolaguirre 2619 y Altolaguirre 1701, a partir del horario indicado para el concurso.

c) Mostrar, una vez en la sucursal elegida, una imagen o fotografía en la que aparezca el participante junto a su pareja.

d) Autorizar la toma de una fotografía del ganador con su imagen y su voucher, para ser publicada en la fanpage de DIFARMA SRL.

5- El primer participante en llegar a cada sucursal y cumplir con los requisitos indicados en el inciso 4 de estas Bases y Condiciones será el ganador del voucher de esa sucursal.

6-  Cada participante podrá obtener un (1) voucher como máximo.

7- En caso de finalizar el plazo indicado en el inciso 2 de estas Bases y Condiciones, los premios que no hayan sido reclamados quedarán a disposición de DIFARMA SRL.

8- Los ganadores autorizarán a DIFARMA SRL, como condición para tener derecho de ser seleccionados, a utilizar su nombre e imagen, con fines comerciales y corporativos en cualquier acción publicitaria, de prensa, promoción, publicación y/o medio de difusión que DIFARMA SRL considere conveniente, y sin que la misma conceda al ganador derecho a contraprestación o indemnización alguna.

9- En caso de detectar participaciones fraudulentas o sospechosas de serlo, DIFARMA SRL se reserva el derecho a eliminar dichas participaciones y bloquear el acceso al Concurso y a la Fan Page de DIFARMA SRL a las personas involucradas.

10- Este Concurso no está de ninguna manera auspiciado, promocionado o administrado por Facebook, ni está relacionado con él. Los datos son suministrados a DIFARMA SRL y no a Facebook.

11- Promoción sin obligación de compra válida para la Ciudad de Córdoba.

12- No está permitida la participación en este Concurso de personal vinculado directamente a DIFARMA SRL ni de sus familiares.

Recomendaciones para evitar la otitis de verano

Con la llegada del verano se multiplican los casos de otitis. La mayor frecuencia de baños en aguas poco tratadas como piscinas, ríos y mar, y la formación de tapones de cera casi oclusivos que provocan que el agua quede retenida dentro del oído, hacen que esta época veraniega sea propicia para la aparición de los casos de otitis.
A pesar de que el trastorno no es grave sí es bastante doloroso y puede arruinar los días de descanso en los que el medio acuático se convierte en un elemento clave para recuperarnos de meses de trabajo.
¿Pero qué es la otitis? Esta dolorosa patología está causada por la infección del oído provocada por unos gérmenes que encuentran en el conducto auditivo externo la humedad que necesitan para proliferar. Se origina por cambios en el pH de la piel, derivados de una humedad excesiva, que dan lugar a la alteración de bacterias y hongos que habitan en esta área del oído. La bacteria más involucrada en estas infecciones es la pseudomona aeruginosa.
Evitar la humedad en el oído es fundamental para no sufrir la inflamación del oído y, por ello, Eduardo Ladrón de Guevara, presidente del Grupo Federópticos y Audiocentro, recomienda el uso de tapones a medida para el baño.
Entre los síntomas de la otitis, el principal es el fuerte dolor que se origina en el oído y que en el caso de que la infección progrese puede llegar a producir incluso la supuración. Todavía más grave, en determinadas ocasiones la otitis puede llegar a provocar pérdidas de audición.
Para evitar la otitis, resulta fundamental extremar la higiene después del baño, secar correctamente los oídos tras salir del agua y evitar que quede ningún tipo de humedad residual. Lo mejor es hacerlo con una toalla que seque las partes externas y, sobre todo, evitar el uso de hisopos que, mal usados, pueden afectar a las partes internas del oído.
Lo más importante es mantener seco el conducto auditivo, por lo que con cuidado se puede aplicar aire caliente con un secador después del baño; también es aconsejable el uso de tapones adaptados a la cavidad auditiva de cada usuario.
En caso de que se sufra otitis, el tratamiento se hace mediante fármacos antiinflamatorios y gotas tópicas con antibióticos. Si se evita el contacto con el agua y no se toca el oído, muchas de las otitis externas se pueden curar por sí solas en unos 10 o 12 días. Si se hace necesario acudir al médico, el dolor se controla en 3 o 4 días y la inflamación en alrededor de una semana.

Cómo limpiar los oídos
- Hay que secar con cuidado, por ejemplo con una toalla que seque las partes externas.
- No forzar, ya que la cera actúa como protección. Alrededor del conducto auditivo existe una fina película de cera protectora que si se elimina puede favorecer el desarrollo de las infecciones
- Evitar el uso de hisopos que, mal usados, pueden afectar a las partes internas del oído.

Fuente

Diarreas de verano: causas y cuidados

La época estival trae consigo la aparición de cuadros de enterocolitis aguda, tanto en adultos como en niños. Hay que prestar atención a la higiene de los niños, los adultos, los ambientes de la casa y los alimentos. Generalmente el comienzo es brusco, la mayor parte de los episodios de diarrea aguda remiten espontáneamente y duran de 3 a 7 días. En el adulto, la causa más frecuente de diarreas agudas son las infecciones, particularmente virales, así como bacterianas, estas últimas más habituales en los viajeros.

Entre las medidas de prevención recomendadas se incluyen: la higiene adecuada en colonias de vacaciones y piletas; no compartir cubiertos y vasos; lavarse las manos con frecuencia, en especial antes de comer; lavar muy bien frutas y verduras y refrigerar correctamente los alimentos.
El tratamiento de la diarrea viral incluye medidas para mejorar los síntomas, tales como restricción de la dieta y reposición de líquidos. 

En niños, se aconsejan las medidas de sostén, como el manejo de la fiebre, dieta (en especial si se acompaña de vómitos) y cuidados para mantener el balance intestinal. Siempre consultar al especialista, porque en un niño dos vómitos y dos deposiciones líquidas pueden causar deshidratación. Si bien en adultos generalmente es leve y sin complicaciones mayores, en bebés, niños (especialmente menores de tres años) y personas inmunodeprimidas puede causar deshidratación muy rápidamente.
 

- Causas de diarrea
Por lo general, la diarrea se debe a gérmenes que ingresan a través de agua contaminada, alimentos mal lavados o contaminados por moscas u otros insectos, alimentos poco cocinados (tales como la carne), o por comer con las manos sucias.
 

- Diarreas del viajero
Un caso especial de diarrea es la ‘diarrea del viajero’, dada por cierto tipo de bacterias y más frecuentemente en países subdesarrollados, suele presentarse al ingerir alimentos o agua contaminados en lugares turísticos. Es recomendable que las personas que viajan consulten con su médico.

- Cuidados básicos en el hogar
· Beber gran cantidad de líquidos y sales de rehidratación para evitar la deshidratación.
· Evitar el consumo de leche en diarreas moderadas a intensas.
· Seguir una ‘dieta astringente’ (arroz, queso, tostadas, fideos, carne magra a la plancha) hasta que se restablezca paulatinamente la función.
· No automedicarse con antidiarreicos de venta libre, ya que ciertas infecciones pueden empeorar con su uso.
· Consultar con su médico.
· Descansar y hacer reposo.

 

- Diarrea estival – Cómo prevenirla

Las altas temperaturas propias del verano favorecen el desarrollo de virus y bacterias, que colonizan el agua y los alimentos que perdieron la cadena de frío, o que ingresan al organismo a través de frutas y verduras mal lavadas.
· Debe cuidarse especialmente la higiene en las colonias de vacaciones y las piletas.
· Evitar compartir cubiertos y vasos.
· Cuidarse en areneros y peloteros, zonas frecuentes de transmisión.
· Lavarse con frecuencia las manos, en especial antes de comer.
· Para los bebés que gatean, mantener sumamente limpio el piso y lavar con frecuencia sus juguetes.
· Lavar muy bien frutas y verduras.
· Refrigerar correctamente los alimentos cocidos (no deben permanecer más de 15 minutos fuera de la heladera)

 

Fuente

Precauciones con los alimentos en verano

Durante el verano aumenta considerablemente el riesgo de sufrir una intoxicación alimentaria. La más frecuente es la salmonella, un microorganismo que se multiplica a una velocidad muy elevada, contaminando todos los alimentos con los que entra en contacto.

La salmonella puede partir en origen de alimentos como la leche, los huevos, las aves de corral o la carne de vaca. Mantener una higiene inadecuada y las altas temperaturas contribuyen a la proliferación de esta bacteria que provoca diarrea, vómitos y fiebre elevada en los humanos.

Para protegerse frente a la salmonelosis conviene seguir las siguientes recomendaciones. Las más importantes son las siguientes:

  • Mantener la limpieza: lavándose siempre las manos antes de preparar los alimentos (y varias veces durante su preparación) y, por supuesto, después de ir al baño. También se deben lavar cuidadosamente todas las superficies y utensilios con los que entre en contacto la comida. Además, hay que guardar los alimentos en recipientes cerrados y protegerlos frente a insectos, mascotas y otros animales.
  • Separar los alimentos crudos de los cocinados. Hay que tener en cuenta que los alimentos crudos, como la carne, el pollo, el pescado y sus jugos pueden haberse contaminado y transmitir la salmonelosis si entran en contacto con los ya elaborados. Por ello, no se deben utilizar los mismos utensilios y hay que mantener en distintos recipientes a unos y otros.
  • Cocinar bien los alimentos. Una cocción correcta, en la que se alcancen los 70º C (incluyendo el interior de la pieza), eliminará los microorganismos peligrosos. Hay que prestar especial cuidado con esta medida cuando se cocinen trozos grandes de carne, pollos enteros o carne picada. Además, para evitar riesgos, las sopas y los guisos deben ser llevados a ebullición y la comida cocinada ha de ser bien recalentada.
  • Mantener los alimentos a temperatura segura. Ni los alimentos perecederos ni los alimentos cocinados pueden quedarse a temperatura ambiente. Se deben refrigerar en cuanto su estado lo permita. La comida no debe guardarse durante mucho tiempo, aunque sea en el congelador; y para descongelar, hay que hacerlo en la parte baja del frigorífico y nunca a temperatura ambiente.
  • Usar agua potable. Aunque se esté de vacaciones, hay que cuidar la calidad de la alimentación, eligiendo productos frescos. La leche debe haber sido pasteurizada o esterilizada, y hay que lavar bien frutas y hortalizas. En cuanto a la fecha de caducidad, ha de respetarse siempre.

El huevo es uno de los agentes más peligrosos en cuanto a la transmisión de salmonella, por lo que hay que extremar los cuidados con él en la cocina. Por ley, en España está prohibido elaborar salsas con huevo en el periodo estival, pero en el propio hogar conviene seguir estas medidas:

  • Adquirir únicamente huevos de establecimientos autorizados y que vengan correctamente envasados y etiquetados.
  • Conservar los huevos en el frigorífico desde su adquisición.
  • Lavar con agua y jabón la cáscara, justo en el momento en que se va a usar el huevo y no antes. Secar la cáscara y utilizar un recipiente expresamente para cascar el huevo, ya que si no se hace así podrían caer trozos de cáscara mezclados con la yema o la clara, con el consiguiente riesgo.
  • No usar los mismos recipientes en los que se ha batido el huevo para otros alimentos y lavarlos en cuanto se acabe.
  • Servir enseguida una vez preparada la salsa. Lo ideal es que no haya tiempo de espera entre la elaboración y el consumo, pero, si es necesario, la salsa deberá mantenerse refrigerada.

Fuente

Virus zika: recomendaciones para los turistas que viajen a Brasil

El aumento de infectados con el virus zika en algunas regiones de Brasil encendió la alarma en las autoridades argentinas y desde el Ministerio de Salud de la Nación recomendaron a los turistas que viajen al país vecino tomar ciertas precauciones como el uso de repelentes y ropa clara y de manga larga, sobre todo al atardecer.

El virus zika –transmitido por el mismo mosquito del dengue– no ha llegado por el momento a la Argentina. No obstante y en virtud de las temperaturas estivales, las autoridades sanitarias instaron a las provincias a fortalecer las acciones, reiterando que la estrategia más adecuada es la del control integrado del vector.

Dentro de las acciones preventivas desarrolladas por la cartera sanitaria, que están en concordancia con la recomendación emitida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), son varias las recomendaciones para los viajeros: evitar visitas a lugares con proliferación de mosquitos. En caso de fiebre durante el viaje, se aconseja acudir a un centro de salud local, no automedicarse y mantener las medidas para protegerse de las picaduras de mosquitos.

En el caso de las embarazadas, desde el Ministerio de Salud recomendaron que consulten previamente con su obstetra si viajan a zonas donde el virus zika se encuentra activo, y extremen las precauciones para evitar la picadura de mosquitos, debido al posible riesgo de malformaciones congénitas en gestantes que contraigan la infección durante el primer o segundo trimestre de gestación.

Síntomas

La infección por zika es una enfermedad causada por un virus filogenéticamente muy cercano a los virus dengue y de la fiebre amarilla, que se transmite por la picadura de mosquitos del género Aedes, tanto en un ámbito urbano como selvático.

La fiebre del zika consiste en fiebre leve, sarpullido (principalmente maculo-papular), dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, dolor muscular, malestar general y conjuntivitis no purulenta que ocurre entre tres a doce días después de la picadura del mosquito vector, pudiendo en algunos casos, producir complicaciones neurológicas.

Cuidados rutinarios
Al mismo tiempo, se aconsejó a la población en general mantener las acciones de descacharrado para eliminar los criaderos de mosquitos en casas y en sus alrededores. "Es necesario tirar todo tipo de recipientes inservibles como latas, baldes, tachos, llantas y demás objetos que puedan almacenar agua. Mantener tapados los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua, desmalezar patios y jardines y destapar los desagües de lluvias de los techos", señalaron desde cartera sanitaria.

Según datos de la OPS, hasta el 1 de diciembre de 2015, la circulación autóctona del virus zika fue confirmada en nueve países: Brasil, Chile (en la Isla de Pascua), Colombia, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Surinam y Venezuela.

Fuente: Infobae

Medidas preventivas contra el dengue y la fiebre chikunguña

La mejor forma de prevenir el dengue y la fiebre chikunguña es eliminar todos los criaderos de mosquitos.

Como no existen vacunas que prevengan estas enfermedades ni medicamentos que las curen la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.   

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados). Estos recipientes deben ser eliminados. 

Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan permanentemente debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos). 

La fumigación no es suficiente para eliminar el mosquito. La aplicación de insecticidas es una medida destinada a eliminar a los mosquitos adultos que pueden transmitir estas enfermedades. Su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias ya que solo es recomendable en momentos de emergencia, y siempre debe ser acompañada por la eliminación de todos los recipientes que acumulan agua en las casas y espacios públicos.  

También es importante prevenir la picadura del mosquito:

  • Colocando mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas.
  • Usando repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa con aplicaciones cada 3 horas.
  • Usando mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre.
  • Utilizando espirales o tabletas repelentes en los domicilios.

¡Todos podemos hacer mucho para prevenir el dengue y la fiebre chikunguña!

  • Evitando arrojar recipientes o basura en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua.
  • Manteniendo los patios y jardines desmalezados y destapando los desagües de lluvia de los techos.
  • Eliminando el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos, letrinas abandonadas y rellenando huecos de tapias y paredes donde pueda juntarse agua de lluvia.
  • Enterrando o eliminando todo tipo de basura o recipientes inservibles como latas, cáscaras, llantas y demás objetos que puedan almacenar agua.
  • Ordenando los recipientes útiles que puedan acumular agua, poniéndolos boca abajo o colocándoles una tapa.
  • Manteniendo tapados los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.
  • Eliminando el agua de los platos y portamacetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa.
  • Manteniendo limpias, cloradas o vacías las piletas de natación fuera de la temporada.
  • Identificando posibles criaderos en los barrios para informar a las autoridades municipales.
  • Colaborando con los municipios durante las tareas de descacharrado o de tratamiento de recipientes con agua y facilitando el trabajo de los trabajadores municipales.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación

Celulitis: 10 consejos infalibles para combatirla y aniquilarla

La mayoría de las mujeres tienen esos molestos y antiestéticos pocitos y, en algunos casos, pueden presentar un cuadro severo si esta afección no es tratada a tiempo. La celulitis está integrada por depósitos de grasa que forman una especie de bolsa bajo la piel, con el aspecto característico de inflamación.
"Los mejores resultados en la reducción de celulitis se observan cuando combinamos algunos tratamientos con aparatología y/o mesoterapia, el drenaje linfático, en conjunto con los buenos hábitos de dieta y ejercicio por parte del paciente", indica la Dra. Ana Cecilia Arias Godínez, dermatóloga. "Los tratamientos deben realizarse con regularidad y deben ser recomendados por un especialista de la piel según el tipo de celulitis del paciente".

"En el mercado existen muchas empresas y productos para mejorar el aspecto de la "piel de naranja", pero sabemos que los resultados reales se obtienen con un tratamiento integral, no con 10 ó 20 sesiones de lo mismo, pastillas, cremas mágicas o dietas: el resultado es sólo a través de un tratamiento integral", expresó la entrevistada quien, a continuación, reveló sus consejos:

1) Alimentación adecuada:

Una alimentación rica en grasas, azúcares y carbohidratos se verá reflejada en la piel. Por ello, lo ideal es eliminarlos y optar por una dieta más sana y balanceada. Comer verduras y frutas, en particular papaya, la cual contiene una enzima llamada 'papaína' que no permite la acumulación de grasa y fracciona las proteínas.
Evitar la sal y reducir el azúcar. La sal hace que el cuerpo retenga líquidos y que se hinchen los tejidos. Al tener más sodio el cuerpo necesita más agua, así que si se deja de consumir sal, los líquidos serán expulsados con mayor facilidad y eso hará que los tejidos no estén inflamados. También es aconsejable reducir el consumo de azúcar y grasas. Estos se comportan como procesos digestivos complejos, que facilitan la aparición de toxinas y degeneran el tejido adiposo.
Beber mucha agua: es ideal eliminar líquidos y para eso hay que beber agua en abundancia. Se recomienda beber dos litros de agua por día para depurar el organismo. Sin embargo -en el caso de mujeres cuya celulitis se debe a una retención de líquidos- es preciso limitar su consumo, puesto que -en lugar de ayudar a solucionar el problema- va a contribuir a agravarlo.

2) Buenos hábitos:

Evitar la cafeína y la nicotina: estas son drogas que se encuentran dentro de la misma categoría de vasoconstrictores y reducen la cantidad de sangre que llega a todo el cuerpo, incluyendo los tejidos.
Evitar las bebidas alcohólicas: al igual que ocurre con la sal, las bebidas con alcohol favorecen la retención de líquidos y hacen que los tejidos se hinchen. Además de eso, tienen un contenido calórico elevado que es mejor evitar.

3) Ejercicio físico:

La falta de ejercicio y la vida sedentaria son responsables de una alteración de la circulación linfática. El ejercicio ayuda a tener una buena circulación, quemar grasas, tonificar los músculos y, por ende, eliminar la celulitis.
Cualquier ejercicio es bueno para quemar la energía de reserva. Los mejores son los que activan la circulación sanguínea. Los peores, los deportes bruscos que exigen un gran esfuerzo físico.
Si se permanece mucho tiempo sentado o de pie, la circulación de la sangre comenzará a tener alteraciones. Se recomienda que si una persona tiene que estar mucho tiempo sentada, se ponga de pie, se estire durante algunos minutos y luego vuelva a su lugar.
Hay que sentarse bien. Las mujeres tienden a cruzar las piernas cuando están sentadas. Sin embargo, al hacerlo, la pierna que está arriba ejerce presión sobre la que está abajo y ello puede generar inconvenientes. Lo mismo ocurre con la tensión sobre la pelvis, que dificulta la circulación en la zona inguinal. Lo ideal es sentarse con las piernas paralelas entre sí.

4) Evitar la ropa ajustada y los zapatos de taco alto

Que la sangre pueda circular bien a lo largo de todo el cuerpo es básico para la prevención de la celulitis. Si una mujer utiliza zapatos de tacón, lo más probable es que éstos corten un poco la circulación y no favorezcan los objetivos que se desean conseguir. Lo mismo ocurre con toda vestimenta que sea capaz de impedir que la sangre circule de forma fluída y correcta. Hay que evitar los pantalones apretados y tratar de no usar cinturones muy ajustados.

5) Método anticonceptivo adecuado

Los estrógenos pueden producir una retención de agua -como sucede por ejemplo en los síndromes premenstruales- y algunos los consideran uno de los principales factores que desencadan este cuadro.
Las mujeres deben ser muy cautelosas con las pastillas que consumen. Si ya tienen celulitis, será mejor que se planteen usar un anticonceptivo diferente y que consulten con un ginecólogo.

6) Drenaje linfático

Esta técnica ofrece excelentes resultados en casos de retención de líquidos. Su finalidad es estimular el sistema linfático y, por lo tanto, favorecer la circulación. Se practica por todo el cuerpo -incluidos los pies- por medio de suaves bombeos, de manera que los desechos se van arrastrando hacia los canales linfáticos para que puedan fluir. Esta técnica exige una preparación que pocos profesionales conocen correctamente. Para empezar a notar los resultados es necesario un mínimo de 10 sesiones diarias de una hora de duración y, posteriormente, una sesión semanal de mantenimiento.

7) Cremas anticelulitis

Las cremas anticelulitis contienen activos que rompen las cadenas lipídicas activando la degradación de la grasa. Además, ayudan a tonificar la piel. Se recomienda su aplicación en la mañana y en la noche, dando un masaje para una mejor absorción.

8) Mesoterapia

Consiste en administrar pequeñas dosis de productos homeopáticos en la primera capa de la dermis -justo debajo de la piel- mediante inyecciones. Estos activos logran una disminución progresiva (en 10 a 20 sesiones) de las áreas problema, ya que al actuar directamente sobre el tejido adiposo liberan el exceso de grasa y toxinas.
El tipo de productos que se aplican varían de acuerdo a las necesidades del paciente, ya sea que se desee mejorar su circulación u oxigenación, o metabolizar y acelerar las paredes de las zonas de grasa para acelerar la desintegración de ésta.

9) Aparatología

Actualmente se cuenta con aparatos de cavitación, carboxiterapia, ozonoterapia, endermología, radiofrecuencia corporal, electrolipólisis y presoterapia, entre otros. Algunos movilizan las células grasas, otros favorecen su desintegración, mejoran la circulación sanguínea local y promueven el drenaje de los depósitos grasos al sistema linfático.

10) Tratamientos quirúrgicos

* Liposucción: En muchos casos puede hacer que la celulitis se vea peor que antes. La liposuccion elimina la almohadilla de grasa que puede haber estado ayudando a proporcionar una superficie más suave a las células afectadas.
* Lipoescultura: Utiliza una sonda que emite ondas de alta frecuencia, que produce la licuación de las células grasas y, luego con una succión a baja presión, se retira esa grasa. Cuando esta sonda se pasa en la capa de grasa superficial ayuda a mejorar el cuadro, al igual que cuando pasamos el ultrasonido externo en gabinete.
La Dra. Arias Godínez afirmó que no existen los tratamientos milagrosos o de resultados inmediatos, pero definitivamente hay tratamientos efectivos para disminuir la celulitis.

 

Fuente

¿Cómo conseguir un buen bronceado y cuidar la piel?

Llega el verano. Los colores claros se lucen más con una piel dorada y bronceada por el sol, pero tus piernas blancas aun reflejan el blanco invernal, casi como si nunca se hubieran asomado a unos rayitos de luz. Tranquila. Podés lograr un color que anticipe tus ganas de salir de vacaciones, pero es importante hacerlo gradualmente y con cuidado.

 

Salir al sol

Cuando estés armando el bolsito playero, contemplá ropa que te proteja de los rayos solares nocivos (UVA y UVB), como sombreros de ala ancha, anteojos de sol y sombrillas, muy útiles aunque no suficientes para prevenir las quemaduras de la piel causadas por el sol.

Los protectores solares son un infaltable a la hora de exponerte a los rayos solares. Son sustancias (que podés encontrar en loción, gel, spray u otro tópico) que absorben o disipan los rayos ultravioletas para proteger la piel de los efectos nocivos del sol. Sirven para evitar o disminuir las quemaduras, aunque ningún protector brinda una protección absoluta del 100%.

El Factor de Protección Solar (FPS) da cuenta del tiempo que tardará la piel cubierta con una pantalla en enrojecerse, con respecto a la que no fue protegida con ningún producto. Esto significa que la piel de una persona que se aplicó un protector solar factor 30 tardará 30 veces más en enrojecer que la de alguien que no usó ninguna pantalla.

Siempre que te expongas al sol tenés que usar un protector solar y colocártelo 20 minutos antes de salir, para una correcta absorción. Esto te permitirá lograr un bronceado leve, gradual y progresivo sin bruscos cambios que lo único que harán será que te "peles" la piel más rápido y pierdas el color.

Distribuí uniformemente el protector para que cubra todas las zonas de tu cuerpo que estarán expuestas al sol, prestando especial atención a aquellas que suelen estar más "tapadas" durante el año. No te olvides de la parte de arriba de las orejas, el empeine del pie y los costados de la malla.

Para lograr el nivel de protección indicado y la eficacia óptima, es necesario aplicar 2 miligramos de protector solar por cada centímetro cuadrado de piel (lo que equivale a más o menos media cucharadita pequeña de protector solar -1.2 ml- para la cara). En el caso de aerosoles, por ejemplo, son 18 pulverizaciones por área del cuerpo. Reducir esta cantidad va a disminuir considerablemente el nivel de protección.

Es importante, además, elegir correctamente los horarios de exposición: evitá el horario entre las 11 de la mañana y las 16. Tomá sol en forma gradual e intermitente: ¡no te quedes dormida con los auriculares puestos, porque vas a ser un tomate! Tenés que renovar el protector cada dos horas y, si transpirás mucho, hacés deporte o te metés al agua, volvé a aplicarlo.

 

Buenos hábitos

Para ayudar a tu piel a mantener un buen y saludable bronceado, es fundamental tomar mucha agua para recuperar las sales minerales y evitar una posible deshidratación: entre 3 y 4 litros diarios es lo ideal para compensar un día de sol.

Además, elegí aquellos alimentos que contribuyen a lograr el tono que querés. Estos días de calor no pueden faltar las ensaladas de tres colores y las frutas frescas.

La vitamina E juega un rol esencial en la protección de la membrana de todas las células del organismo, ya que bloquea el paso de los radicales libres, que producen la oxidación de las células y, con esto, un envejecimiento prematuro). Por eso, tiene propiedades antioxidantes y contribuye en la ralentización del envejecimiento cutáneo.

La vitamina C es sumamente adecuada, ya que la primera protege las fibras de elastina y colágeno de la piel (ayudando contra los daños que puede causar la radiación solar).

La zanahoria, el perejil, el tomate, el mango, las calabazas, la espinaca y el brócoli contienen betacaroteno, un componente fundamental que se transforma en vitamina A en el organismo, que lo asimila en el intestino delgado y se acumula en el hígado en forma de retinol, el cual da color a nuestra piel y sirve de protección frente a la acción de los rayos ultravioleta.

Con el pescado y los frutos secos podrás sumar Omega3, que ayudará a mantener tu piel hidratada gracias a una serie de ácidos grasos esenciales.

Por último, es importante que no pierdas de vista los geles o cremas hidratantes, que calman la piel luego de la exposición solar, preservan su deshidratación y permiten conservar un bronceado por más tiempo. Por lo general, se aplican por la noche antes de dormir.

 

Fuente: EntreMujeres

Diez consejos para cuidarte del sol

"Cuidar correctamente la piel de las radiaciones solares ayuda a evitar quemaduras y previene el cáncer de piel y el fotoenvejecimiento”, afirma la dermatóloga Giselle Packauskas, quien explica cómo actúan los protectores solares y nos da diez consejos para seguir este verano.

 

1.      Seleccioná un protector solar adecuado

Los protectores son sustancias que absorben o disipan los rayos ultravioletas para proteger la piel de los efectos nocivos del sol. El Factor de Protección Solar (FPS) indica cuánto tiempo demora la piel cubierta con una pantalla en enrojecerse con respecto a la que no fue protegida con ningún producto. Por ejemplo, la piel de una persona que se aplicó un protector solar 30 tardará 30 veces más en enrojecer que la de alguien que no se colocó nada. Las graduaciones son:

- FPS 10 o menos: Baja Protección

- FPS 10 a 20: Moderada Protección

- FPS 20 a 40: Alta Protección

- Más de 40: Muy Alta Protección

Toda persona que se exponga al sol debería usar un protector solar para lograr un bronceado leve, gradual y progresivo y así evitar las complicaciones de tomas intermitentes y en horarios no adecuados.

Los que tienen pieles muy blancas, los pelirrojos, los calvos, los niños y los pacientes en tratamiento de peeling o con antecedentes de cáncer de piel deberían utilizar protectores de mayor graduación, lo ideal es que sean superiores a 30.

La gente con piel seca se beneficia con las cremas y los que tienen piel grasa con formulaciones fluidas, como las emulsiones.

 

2.      La exposición debe ser gradual

Es muy aconsejable realizar exposiciones graduales y en horarios adecuados -antes de las 11 y después de las 16- y con la protección necesaria. La exposición gradual le da tiempo al melanocito -un tipo de célula de la piel- a sintetizar y repartir la melanina al resto de la células (queratinocitos). Esta sustancia se coloca como una sombrilla sobre cada ADN para cuidar la información genética y permitir que las células mantengan sus funciones en óptimo estado. Recordá que el protector se usa para proteger la piel y no para estar más tiempo bajo el sol.

 

3.      Prestá atención a las zonas más sensibles

Las zonas más sensibles son las más blancas, las que suelen estar “ocultas” o “tapadas” durante el año. También hay que prestar especial atención a las áreas de piel más fina, como los párpados.

 

4.      Remové la protección cada dos horas y evitá tomar sol entre las 11 y las 16

El protector solar debe colocarse 20 minutos antes de la exposición para su correcta absorción, luego hay que renovarlo cada dos horas. Hay aplicarlo nuevamente si practicás deportes, transpirás mucho, si te metés a la pileta o al mar o si es un día ventoso. Recordá que en los días nublados las radiaciones traspasan las nubes y también hay que protegerse.

 

5.      No te expongas nuevamente al sol si tu piel está dolorida y enrojecida

Si la piel está enrojecida y dolorida significa que su capacidad de adaptación ha sido sobrepasada. Por eso, hay que hidratarse y no exponerse otra vez hasta que la situación haya mejorado. Además, se puede usar un post-solar: este producto da alivio sintomático e hidratación y se puede aplicar tantas veces como sea necesario.

 

6.      Sólo usá maquillaje una vez aplicado el protector solar

La pantalla debe utilizarse sobre la piel limpia y seca. Las mujeres podemos usar maquillaje luego de la absorción del producto y sin que vean afectadas sus propiedades protectoras.

 

7. Utilizá protector solar también para salir a la calle

Para evitar los efectos adversos de la exposición acumulativa, es prudente colocarse protector solar para salir a la calle. Allí, no sólo recibimos directamente los rayos del sol sino que hay ciertas superficies que reflejan la radiación, como el pavimento y las paredes.

 

8. Las personas grandes también deben cuidarse del sol

Las personas de la tercera edad  son muy susceptibles a los golpes de calor y a la deshidratación. Además, deben tener en cuenta el daño acumulado a lo largo de la vida (manchas) y el cáncer de piel.

 

9. Tené en cuenta los factores geográficos

En la montaña hay mayor radiación (al igual que en los sitios cercanos al Ecuador) por la incidencia perpendicular de los rayos de la tierra. También, tené en cuenta las superficies que reflejan la radiación, como el cemento, la arena, la nieve y el agua.

 

10.  Los efectos beneficiosos de tomar sol

El sol no es tu amigo ni tu enemigo: sus efectos dependen de la relación que establezcamos con él. Entre sus beneficios se encuentran su acción calórica, su efecto antidepresivo y la síntesis de vitamina A.

 

Fuente: EntreMujeres

1 de Diciembre: Día Mundial de Lucha contra el VIH/SIDA

¿Qué es? 

VIH significa Virus de Inmunodeficiencia Humana. Es un virus que afecta las células inmunitarias, encargadas de protegernos de las enfermedades.
Cada vez más personas viven con VIH sin tener sida. Hoy en día, incluso habiendo tenido sida, se puede recuperar las defensas y volver a convivir con VIH gracias a la eficacia de los medicamentos.
El tratamiento no cura la infección pero hace que el virus se multiplique más lento y, por lo tanto, no destruya las defensas del cuerpo.
Hoy, con este tratamiento, el VIH puede convertirse en una infección crónica.
¿Cuál es la diferencia entre VIH y SIDA?
No es lo mismo tener VIH que tener sida.
Sida significa Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida
Es la etapa avanzada de la infección causada por el VIH.
El síndrome (conjunto de síntomas) aparece cuando el VIH ha debilitado las defensas del cuerpo. 
Esta situación predispone a las personas a desarrollar las enfermedades oportunistas, aprovechando la caída de las defensas. 
 
¿Cómo se transmite y cómo no se transmite? 

¿Cómo SÍ se transmite?
- Por relaciones sexuales (orales, anales o vaginales) sin preservativo.
- Por compartir jeringas, máquinas de  afeitar, jeringas o canutos.
- Por el embarazo, el parto y la leche  materna.

¿Cómo NO se transmite?
- Por abrazar y besar
- Por deportes de contacto
- Por la picadura de mosquito
- Por relaciones sexuales con  preservativos
- Por compartir el mate
 
¿Cómo puede prevenirse?
 
Usar preservativos en todas las relaciones sexuales (anales, orales o vaginales) de principio a fin.
No compartir elementos que puedan tener sangre de otra persona (máquina de afeitar, cepillos de dientes, jeringas, canutos, pipas).
Exigir el uso de materiales descartables o esterilizados al hacerte tatuajes, piercings o implantes.
Realizar un tratamiento en las mujeres embarazadas para que no pase al bebé.
 
¿Qué podés hacer si vos o tu pareja tienen VIH? 

- Si el que tiene el virus es el varón, el preservativo es la única manera de evitar que la mujer se infecte. Si la mujer no se infecta, tampoco se infecta el bebé. 
- Si los dos tienen VIH, igual deben cuidarse usando preservativo para evitar reinfectarse. Las reinfecciones se producen porque el VIH no es siempre igual: existen distintos tipos de VIH (se llaman cepas) que cambian de persona a apersona. Reinfectarse es infectarse con más de una cepa.
- Si la que tiene el virus es la mujer, además de usar preservativos en sus relaciones sexuales, tiene que tomar medidas preventivas para que el virus no se transmita a su hijo. Si estás tomando anticonceptivos o querés empezar a hacerlo, es recomendable que consultes a tu médico para que te de la medicación adecuada a tu tratamiento. De cualquier manera, siempre es importante que, aún estando embazada, utilices preservativo para evitar reinfectarte.

 

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación

Difarma