Beneficios del ejercicio físico en la tercera edad

Si ya has llegado a la tercera edad y quieres disfrutar de un envejecimiento saludable, debes realizar ejercicio moderado de forma regular. Conoce cuáles son los deportes más apropiados para ti y todos sus beneficios.
El fomento de la práctica de deporte en las personas mayores es esencial para disminuir los efectos del envejecimiento, y salvaguardar la capacidad para moverse de estas personas, ya que uno de los factores característicos de la vejez es, precisamente, la disminución de la actividad física. Los ancianos deben mantenerse activos en su vida cotidiana. Numerosas personas poseen una vida dinámica sin hacer ejercicio, porque ya lo hacen con tareas diarias como hacer las compras, limpiar la casa, etc. Teniendo así un nivel adecuado de actividad.
Existen diversos estados patológicos donde el entrenamiento sirve para obtener fuerza muscular lo cual es básico, quedando en un segundo plano el entrenamiento aeróbico.
Los estados en los que el ejercicio sería conveniente son:
- Artritis severa.
- Limitación en la movilidad articular.
- Amputación de miembros.
- Pacientes con problemas de locomoción.

Beneficios del ejercicio físico en la tercera edad
Los adultos mayores pueden obtener muchos beneficios si realizan ejercicio regularmente, y no solo a nivel físico, sino también emocional porque les ayudará a afrontar la vida con más optimismo y a relacionarse con los demás, evitando de esta forma la soledad, un factor de riesgo para la salud física y mental de las personas mayores que es posible prevenir con actividades que faciliten la socialización. Incluso hay estudios que han comprobado que hacer ejercicio retrasa el envejecimiento del cerebro y puede prevenir el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.
Aunque no hayas sido muy activo a lo largo de tu vida, nunca es tarde para abandonar el sedentarismo, y entre los principales beneficios que proporciona la práctica de ejercicio físico en la tercera edad destacan:
- Aumenta la sensación de bienestar general.
- Ayuda a mantener un peso corporal adecuado.
- Rebaja la proporción de grasa corporal.
- Reduce el riesgo de desarrollar diversas patologías como: alteraciones cardíacas, diabetes, o hipertensión.
- Disminuye el estrés y el insomnio.
- Mejora la salud física y psicológica de forma general.
- Fortalece el concepto de autoestima, y de la imagen corporal.
- Ayudar a controlar el nivel de lípidos, azúcar en sangre, etcétera.
- Reduce y retrasa el deterioro cognitivo porque estimula la neuroregeneración.
- Favorece la liberación de endorfinas, sustancias involucradas en el bienestar emocional y la felicidad.
- Disminuye el riesgo de desarrollar depresión.

Fuente

Añadir nuevo comentario

Difarma