¿Afecta el humo de tabaco a los no fumadores?

En el humo de tabaco hay unos 4000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, como mínimo, 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos para el ser humano. El humo de tabaco en espacios cerrados es inhalado por todos; por lo tanto, tanto fumadores como no fumadores quedan expuestos a sus efectos nocivos.
Respecto a los niños, más de un 40% tienen al menos un progenitor fumador. En 2004 los niños fueron víctimas del 31% de las 600 000 muertes prematuras atribuibles al humo ajeno.
El tabaquismo pasivo es causa de graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias, entre ellas la cardiopatía coronaria y el cáncer de pulmón, en el adulto; de síndrome de muerte súbita en el lactante, y de bajo peso al nacer en el feto.
Ni la ventilación ni la filtración, ni siquiera ambas combinadas, pueden reducir la exposición al humo de tabaco en espacios interiores a niveles que se consideren aceptables. Los entornos totalmente exentos de humo de tabaco ofrecen la única protección eficaz. Contrariamente a la creencia común, tanto fumadores como no fumadores están de acuerdo en que haya entornos sin humo de tabaco.
 

Efectos del tabaquismo pasivo sobre la salud de los niños
El tabaquismo pasivo corresponde a la inhalación involuntaria del humo exhalado por los fumadores alrededor de una persona que no fuma. 
Los niños expuestos al tabaquismo pasivo presentan un riesgo importante de agravación o de aparición de asma, un riesgo de aparición de rinofaringitis y de otitis frecuentes. Por otra parte, el tabaquismo pasivo puede ser la causa de muerte repentina en bebés. También recordemos que los hijos de fumadores se vuelven a menudo también fumadores cuando son adultos. 

Efectos del tabaquismo ultra pasivo

Los residuos del humo de los cigarrillos provocan un tabaquismo ultra pasivo. En efecto, la desaparición de la nube de humo producida por la combustión del tabaco permite a las partículas nocivas emitidas por la combustión permanecer un largo tiempo en suspensión en el aire, luego depositarse sobre todas las superficies del domicilio como las alfombras, pero también en los coches, incrustándose así durante meses. Los niños en la primera infancia son particularmente afectados cuando juegan en el suelo. 
 

Medidas que permiten reducir el tabaquismo pasivo y ultra pasivo
No fumar en casa ni en el coche es una medida primordial para evitar las consecuencias del tabaquismo pasivo en los niños. 
En efecto, la tasa de partículas finas provocada por el tabaquismo en un coche es de 2 a 3 veces superior al nivel recomendado por la OMS. Por otra parte, los niños que no ven a sus padres fumar fumarán menos de adultos. 

 

Fuentes: OMS y portal Salud.cmm.net

 

Añadir nuevo comentario

Difarma