Cuidado de la Salud

Consejos para un corazón sano

Coma más frutas, verduras y hortalizas
¡Atención! Es necesario el consumo diario de frutas, verduras y hortalizas, por lo menos 5 porciones diarias, de esta forma estará alimentándose de manera más saludable y así será posible prevenirse de enfermedades crónicas como las cardiopatías, algunos tipos de cáncer, la diabetes o la obesidad. Además, su consumo adecuado ayuda a mantener un peso saludable, regula la presión arterial y mejora la circulación sanguínea.
 
Coma más granos enteros

Un consumo óptimo de granos influye en: pérdida de peso, disminución de la grasa, disminución de la presión arterial, prevención de algunos tipos de cáncer y disminución de riesgo cardiovascular.
 
Realice más actividad física
¡Atención! Deberá revisar su rutina diaria, y comenzar a realizar actividad física moderada por lo menos 30 minutos diarios. Es necesario ya que prolonga la vida, reduce el estrés, mejora el estado de ánimo, mejora la función cardiorespiratoria y muscular, contribuye a preservar las funciones mentales en el adulto mayor (comprensión, memoria, concentración), previene el desarrollo de enfermedades, disminuye los valores de colesterol LDL (malo) y triglicéridos, aumenta el colesterol HDL (colesterol bueno), mejora la presión arterial.
Se recomienda: Caminar enérgicamente, subir y bajar escaleras, bailar, andar en bicicleta, nadar, caminar en vez de usar el auto, realizar tareas domésticas y de jardinería, lavar el auto, practicar deportes.
 
Cuide su consumo de sal
El requerimiento diario de sal se cubre con la presencia natural en los alimentos. Si se agrega sal a la comida, alcanza con una cucharadita de tamaño de te por día. Algunas recomendaciones para disminuir el consumo de sodio son las siguientes:
- No salar los alimentos mientras se cocina.
- Suprimir el uso del salero de la mesa. Reemplazarlo por el pimentero.
- Utilizar hierbas aromáticas y condimentos naturales para resaltar el sabor de los alimentos.
- Sellar las carnes para retener sus jugos y sabor.
- Utilizar jugo de limón, vinagre, aceto balsámico, cebolla y ajo que contribuyen a otorgar sabor.
- Moderar el consumo de enlatados, embutidos, fiambres, caldos concentrados, productos de copetín, aderezos y quesos duros.
 
Consumo de alcohol
Su consumo de alcohol debe ser moderado, para mantener un estilo de vida saludable.
 
Estrés
Para saber cómo reaccionar ante situaciones que pueden provocar estrés, es indispensable para llevar una vida saludable. Combine esta capacidad con buena alimentación y ejercitación diaria para seguir mejorando su calidad de vida.
 
Diabetes
Si Ud no es diabético puede seguir algunos consejos para prevenir la diabetes de tipo II:
- Llevar una alimentación sana y variada.
- Evitar los alimentos con alto contenido en sodio (fiambres, embutidos, aderezos, productos de copetín, quesos, etc.)
- Cocinar sin agregar sal. Reemplazarla por perejil, albahaca, tomillo, romero y otros condimentos.
- Cuidar el cuerpo y evitar el sobrepeso.
- Sumar al menos 30 minutos diarios de actividad física de manera continua o acumulada: usar escaleras en lugar del ascensor, caminar, bailar, etc.
- No fumar.
 
Tensión arterial
Si la tensión arterial está dentro de los límites aconsejables, le sugerimos que se controle regularmente para llevar una mejor calidad de vida.

 

Fuente: Federación Argentina de Cardiología

Alimentación sana y actividad física, pareja perfecta para mejorar la calidad de vida.

Los  dos  principales factores que intervienen en el estado de salud de una persona son las características genéticas y el estilo de vida. La mayor parte de las enfermedades tienen una base genética, pero el estilo de vida del individuo es el factor que determina qué patología puede desarrollar en el transcurso de los años. En Europa, la mayoría de las principales causas de muerte corresponden a enfermedades crónicas relacionadas directamente con la falta de cambio de conductas asociadas al estilo de vida, que el propio individuo puede llegar a controlar.
Las conductas que representan un peligro para la conservación de la salud se consideran factores de riesgo. Dos de los principales, con mayor influencia negativa en las patologías crónicas, son el sedentarismo y la alimentación inadecuada.
Las personas físicamente activas disfrutan de una mayor calidad de vida, por que padecen menos limitaciones que normalmente se asocian con  las enfermedades crónicas y el envejecimiento; además están beneficiadas por una mayor esperanza de vida. Mejorando nuestro estilo de vida, se reducen los riesgos de enfermedades cardiovasculares y cáncer, las principales causas de mortalidad en la humanidad.
El ejercicio físico aumenta el bienestar psicológico y mejora nuestro estado de ánimo,  refuerza  la autoestima, genera auto confianza y aumenta de control en uno mismo.
Es importante promover la práctica de actividad física y deportiva en todas las edades, ya que implica cambios positivos en el bienestar personal, inmediatamente después de haber hecho algún tipo de deporte.  Está comprobado que reduce problemas de ansiedad y depresiones.
La actividad física y el deporte son sinónimo de salud, expresa valores de vida, alegría, deseo de progreso, de libertad, y de movimiento, de compartir, de sociabilizar, todos estos aspectos son de enriquecimiento tanto personal como grupal.
Por lo tanto, en el ámbito psicológico para todas las personas es fundamental el ejercicio físico.
 

¿Qué recomendaciones hay que tener en cuenta antes de iniciar actividad física regular?
La recomendación fundamental es que antes de iniciar un plan de entrenamiento de actividad física, visite a su médico para realizar un examen  y así obtener un certificado de aptitud para el inicio de una actividad física.
Esta evaluación está a cargo de los cardiólogos especializados. La evaluación consta de un examen físico completo, analíticas de sangre y orina y un electrocardiograma. La ergometría o prueba de esfuerzo es una técnica de diagnóstico fundamental que se utiliza principalmente para el diagnóstico de la angina de pecho en pacientes con dolor torácico y para valorar la respuesta del corazón ante el ejercicio.

¿Cuando hacemos el ejercicio físico, qué pautas de alimentación debemos tener en cuenta?
La alimentación previa al entrenamiento debe basarse en alimentos ricos en hidratos de carbono y bajos en grasas y proteínas. Esto impedirá retardar el vaciamiento gástrico y desviar el flujo sanguíneo de los músculos  al estómago y evitar malestar estomacal.
Los alimentos deben contener poca fibra y grasas, lo que evita el malestar en el entrenamiento. El tiempo de tolerancia de la última comida previo a la actividad física es individual, aunque hay una indicación general de que 2 a 3 horas previas. 
Para reponer las reservas de hidratos de carbono corporales después del ejercicio, elemento clave para todos los deportistas, durante las primeras 6 horas posteriores a la actividad física
Muchos deportistas, sobre todo los que quieren esculpir su cuerpo, aplican una dieta basada en consumo de proteínas.

¿Hay dietas especiales recomendables en función del tipo de deporte practicado o del resultado que se quiera obtener?
Sí. Hay dietas, aunque lo adecuado es llamarle “plan alimentario específico”, que se aplican según el tipo de deporte y en función de los objetivos que se plantea un deportista. Entre los planes alimentarios, están los basados en un porcentaje mayor de proteínas en la ingesta (dietas hiperproteicas) y porcentajes bajos de hidratos de carbono y grasas. Este tipo de plan alimentario tiene como objetivo estimular el consumo de los depósitos de grasa e hidratos de carbono que tiene el cuerpo, obteniendo una disminución de peso más rápida que un plan alimentario equilibrado, y un aumento en la masa muscular si es que está realizando ejercicios. Es importante llevar un control médico cuando se está realizando este tipo de alimentación proteica para evitar desequilibrios alimentarios.
 

¿Cuánto tiempo hay que esperar para hacer la digestión en función de la actividad física?
El tiempo adecuado y que se sugiere son unas dos o tres horas, ya que los alimentos tardan, en promedio, cuatro horas para su digestión en el intestino delgado, y si realizamos ejercicios demasiado pronto podemos llegar a sufrir, en algunos casos, dolores estomacales, nauseas, vómitos, mareo y hasta calambres, debido a la contracción de los músculos y la necesidad extra de oxígeno.
Como sabemos, la digestión alimentaria aumenta la circulación de sangre en el estómago y duodeno que la están procesando, por lo que disminuye el aporte de sangre al resto del cuerpo.

Fuente

 

Hepatitis: Causas, tipos y prevención

En el hígado se llevan a cabo numerosas funciones de suma importancia para el correcto funcionamiento del organismo. Toda la sangre proveniente del estómago y el intestino pasa por el hígado. Allí, los nutrientes y las drogas (toxinas, medicamentos, etcétera) son transformados en compuestos más fáciles de asimilar o excretar por el organismo. En este órgano también tiene lugar la síntesis de la bilis, una sustancia que se almacena en la vesícula biliar, y que se libera al duodeno tras la ingesta de alimentos, para facilitar la digestión de las grasas. Estas y otras funciones del hígado pueden verse alteradas por la aparición de un proceso inflamatorio que recibe el nombre de hepatitis.
La hepatitis es, por lo tanto, una inflamación del hígado que puede ser debida a diversas causas, aunque generalmente es un virus el responsable de la afección. Entre las consecuencias del mal funcionamiento del hígado destacan:
- Disminución de la producción de bilis. La bilis es una sustancia indispensable para la absorción de las grasas en el intestino, por lo que si se reduce la cantidad de bilis que llega al intestino esto puede dificultar la absorción adecuada de las grasas.
- Déficit en la producción de proteínas, lo que puede tener como consecuencia la retención de líquidos.
- Hipoglucemia, debida a alteraciones en el almacenamiento del glucógeno, que es otra de las funciones que realiza el hígado. El glucógeno se transforma en glucosa cuando el organismo lo necesita, pero si las reservas no son suficientes se puede producir una disminución del nivel de azúcar en la sangre del paciente, lo que se conoce como hipoglucemia. 
- Deficiencias en el metabolismo de sustancias como medicamentos, alcohol y toxinas, lo que dificulta la eliminación de estas sustancias que tienen efectos nocivos sobre diferentes órganos.
- Disminución de la capacidad de defensa del organismo frente a bacterias y virus, debido al mal funcionamiento de ciertas células hepáticas, que actúan destruyendo precisamente estos gérmenes y que, al no realizar su cometido correctamente, facilitan que las bacterias y virus procedentes de la zona abdominal se extiendan por el torrente sanguíneo.

CAUSAS Y TIPOS DE HEPATITIS
La hepatitis es una enfermedad de la que se conocen numerosas causas:
- Infecciones por virus, bacterias o parásitos.
- Trastornos de tipo autoinmune.
- Lesiones debidas a la interrupción de la irrigación sanguínea normal del hígado.
- Traumatismos.
- Presencia en el organismo de determinadas drogas, toxinas, medicamentos, etc.
- Presencia de trastornos de tipo hereditario como fibrosis quística o enfermedad de Wilson.
- En el caso de las hepatitis producidas por virus podemos distinguir entre virus específicos para la hepatitis (virus de la hepatitis A, B, C y D principalmente, aunque se conocen otros) o virus no específicos para la hepatitis, que son aquellos que suelen manifestarse con otras patologías pero que, en ocasiones, terminan provocando este trastorno; entre estos últimos cabe destacar el virus Epstein Barr (causante de la mononucleosis infecciosa o enfermedad del beso) y el citomegalovirus.

HEPATITIS A
También denominada hepatitis infecciosa; esta variante es producida por el virus de la hepatitis A (VHA). Su transmisión se produce al consumir agua o alimentos contaminados por materias fecales que contienen el virus, y también por contagio de persona a persona, sobre todo si las condiciones higiénicas son deficientes.
Se trata de un tipo generalmente leve de hepatitis especialmente cuando ocurre en niños; de hecho, en numerosas ocasiones no se perciben síntomas importantes, por lo que la enfermedad no llega a ser diagnosticada. Cuando presenta síntomas, estos consisten en cansancio, ictericia (la piel tiene un color amarillento), inapetencia, náuseas y vómitos, y orina de color oscuro. Los síntomas suelen ser más graves en adultos que en niños. La afección no se cronifica y no daña al hígado de forma permanente, aunque en raras ocasiones puede surgir una complicación denominada hepatitis fulminante, que puede ser mortal.

HEPATITIS B
Hepatitis B o hepatitis sérica; es producida por el virus de la hepatitis B (VHB). El contagio se produce a través de fluidos corporales infectados, como la sangre, el semen, las secreciones vaginales, la saliva, las lágrimas y la orina. La transmisión suele producirse:
- Al compartir jeringuillas contaminadas con la sangre de una persona infectada durante el consumo de algún tipo de droga.
- Por contacto con material infectado como agujas de acupuntura, tatuajes, piercings, etc.
- Al compartir utensilios de higiene personal como maquinillas de afeitar o cepillos de dientes.
- Al mantener relaciones sexuales con una persona infectada por el virus.
- Al recibir una transfusión de sangre contaminada. Esta es una vía poco frecuente en la actualidad, ya que los controles y las medidas para evitar este tipo de accidentes se han incrementado mucho en los últimos años.
- La madre puede contagiar al bebé durante el parto o la lactancia.
- La hepatitis B tiende a cronificarse con facilidad, aunque algunos pacientes se curan por completo y se vuelven inmunes al virus, por lo que no vuelven a contagiarse. La enfermedad hepática de tipo B se considera aguda si la infección se mantiene durante un periodo inferior a 6 meses. Si después de ese periodo el virus permanece en el cuerpo del individuo, pasa a considerarse como un curso crónico, lo cual no implica necesariamente la presencia de síntomas (los portadores asintomáticos son una fuente importante de contagio, puesto que al no ser conscientes de que presentan la enfermedad, no toman medidas para evitar su transmisión). Se pueden diferenciar dos tipos de evolución en el curso crónico de la enfermedad: crónica estable y crónica persistente o activa, esta última tiene peor pronóstico y normalmente desemboca en cirrosis.

HEPATITIS C
Causada  por el virus de la hepatitis C, se transmite por contacto directo con la sangre de una persona infectada. Sus principales formas de transmisión suelen ser:
- Agujas o jeringuillas infectadas.
- Transfusiones sanguíneas.
- Hemodiálisis.
- Mediante material infectado: sanitario, material para tatuajes, piercings, etc.
- Durante el parto; transmisión madre-hijo.
- Al igual que la hepatitis B, la forma C de esta enfermedad tiene un curso agudo y un curso crónico, siendo este último el que suele desarrollarse con mayor frecuencia (85% de los casos). En la mayoría de los casos el paciente permanece asintomático, aunque la enfermedad puede progresar lentamente, por lo que existe riesgo de aparición de cirrosis y cáncer hepático.

HEPATITIS D
Es la forma de hepatitis vírica más grave. El virus de la hepatitis D (VHD), también llamado hepatitis delta, se transmite por las mismas vías que el virus de la hepatitis B. Es un virus muy especial, pues necesita la existencia de una infección por el virus de la hepatitis B para poder sobrevivir en el ser humano. Por ello, cuando alguien está infectado por el VHD también está infectado con toda seguridad por el VHB. Esto se debe a que se envuelta externa del VHD está formada por parte del VHB. Se estima que el 5% de los pacientes con hepatitis B están coinfectados por el virus de la hepatitis D.
Cuando se produce la infección simultánea por VHB y VHD el paciente sufre síntomas agudos (ictericia, fiebre, malestar general, etcétera) que pueden llegar a ser muy graves. Si supera la fase aguda lo más probable es que consiga controlar ambas infecciones y, por lo tanto, cure las dos enfermedades. En caso de que el VHD infecte a una persona que ya tiene la infección por el VHB la evolución es diferente. No suele existir un cuadro con síntomas agudos graves pero la infección por el VHD tiende a cronificarse con mucha frecuencia. La coinfección por VHB y VHD adquirida de esta manera desemboca muchas veces en una cirrosis hepática en unos pocos años, y se asocia a un riesgo alto de aparición de un cáncer hepático.

HEPATITIS AUTOINMUNE
La hepatitis autoinmune es un tipo de hepatitis crónica y progresiva de origen desconocido. Se da sobre todo en mujeres y se caracteriza, entre otras cosas, por la presencia en el hígado de anticuerpos del paciente, que no reconocen como propias a las células hepáticas y, al confundirlas con elementos extraños y perjudiciales para el organismo, actúan destruyéndolas.

HEPATITIS DE ORIGEN TÓXICO
La hepatitis de origen tóxico puede ser causada por la presencia en el hígado de diversas sustancias como medicamentos, toxinas, etcétera. El daño podría producirse por la alteración de una de las enzimas presentes normalmente en el hígado, denominada citocromo P-450. Dicha alteración puede dar lugar a un aumento de productos tóxicos, o impedir que se formen los elementos necesarios para la degradación de los mismos. También puede ocurrir que determinadas sustancias sean reconocidas por el sistema inmune como un agente extraño del que hay que defenderse, de modo que sus células acudirán al hígado y desencadenarán la respuesta inflamatoria.

PREVENCIÓN DE LA HEPATITIS
Estas son algunas cuestiones a tener en cuenta si quieres prevenir un contagio de hepatitis:
- Mantener hábitos de higiene adecuados, evitar condiciones de hacinamiento e insalubridad.
- Fomentar la potabilización del agua de consumo, y evitar beber agua en zonas donde las condiciones sanitarias sean deficientes y no exista un control adecuado.
- Evitar compartir agujas, jeringuillas, etcétera; los toxicómanos pueden acudir a los centros sociales para recibir material esterilizado.
- No someterse a intervenciones estéticas (piercings, tatuajes, cirugías menores, etc.) en centros que no estén homologados.
- Mantener relaciones sexuales con protección.
- Vacunación de la hepatitis

Actualmente existe y se aplica vacuna contra las hepatitis A y B; no existe aún vacuna contra la hepatitis C. La pauta de vacunación en adultos implica una dosis inicial y una dosis recordatorio a los 6-12 meses en el caso de la hepatitis A. La vacunación habitual de la hepatitis B incluye una dosis inicial, otra al mes, y otra a los seis meses. Existe una vacuna combinada frente al virus de la hepatitis A y la B, que se administra en tres dosis en el mes 0, 1 y 6. La pauta de vacunación en niños puede variar según el tipo de vacuna y la edad del paciente.
Se recomienda vacunarse contra la hepatitis A a todas aquellas personas que puedan tener contacto con individuos portadores del virus, enfermos de hemofilia, personal de guarderías, personal médico y paramédico, trabajadores en contacto con aguas residuales no depuradas, usuarios de drogas por vía parenteral, y personas con múltiples compañeros sexuales, así como a las personas que vayan a viajar a países en vías de desarrollo.
La vacuna contra la hepatitis B se aplica a los bebés recién nacidos, individuos sometidos a diálisis, enfermos renales, con hepatitis crónica, o portadores del virus del SIDA, personas que hayan estado en contacto con individuos portadores, usuarios de drogas por vía parenteral, y personas con múltiples parejas sexuales.

Fuente

Deportes en la tercera edad: Recomendaciones

En general la práctica de ejercicio físico de forma moderada no supone ningún riesgo para las personas de la tercera edad. El problema surge cuando cada uno interpreta de forma diferente el término “moderado”.
En esta etapa de la vida hay ciertos factores de riesgo que se deben tener en cuenta:
- La existencia de un riesgo cardiovascular, ya que puede ser posible que aparezca alguna anomalía cuando se realizan ejercicios de forma brusca y sin control.
- La posible presencia de osteoporosis, ya que esta patología se caracteriza por una pérdida de masa ósea, que hace que los huesos sean más porosos, por lo que tienen mayor riesgo de rotura. En estos casos no es recomendable la práctica de ejercicios aeróbicos bruscos como correr, trotar, voleibol, fútbol y básquet, entre otros.

¿Debo acudir al médico antes de empezar algún ejercicio?
Como regla general las alteraciones que resultan por parte de la vejez son debidas al modo de vida sedentario o como consecuencia de enfermedades crónicas que posea, por ello deben ser examinadas cuidadosamente antes de prescribir un ejercicio físico. Es conveniente que el médico sea la primera persona que evalúe a través del historial médico de la persona, la capacidad de ésta para poder realizar ejercicio físico, recomendándole así los más adecuados para su edad y condiciones personales.
Se aconseja acudir al médico periódicamente como mínimo dos veces al año y siempre que presente cualquier anomalía.
No todos los deportes son adecuados a ciertas edades, por ello habrá limitaciones al respecto.

Deportes más recomendados en la tercera edad
Existen multitud de ejercicios físicos apropiados para todas las personas a cualquier edad, siempre y cuando no se realicen de manera excesiva en términos de peso ni de carga de tensión, tanto general como localizada.
La cuestión más destacable es saber incorporar la actividad física al estilo de vida que tienen las personas mayores, por eso se buscan deportes que ofrezcan alegría y diversión, que es la mejor manera de que los practiquen correctamente y sintiéndose a gusto.
La edad no debe ser un obstáculo para practicar deporte, ya que cuanto más tiempo y esfuerzo inviertan en conservar y aumentar su capacidad de movimiento, más disfrutarán de una mayor independencia y vida social.
Las actividades físicas más convenientes para las personas mayores son: 
- Caminar.
- Andar en bicicleta al aire libre o estática.
- Bailar.
- Natación.
- Yoga.
- Taichi.
- Gimnasia aeróbica de bajo impacto.
- Aquafitness (gimnasia en el agua).

¿Es suficiente deporte para una persona mayor sólo caminar?
Hay diversos estudios que demuestran que cuando una persona camina a un paso ligero, con ganas y energía tres días por semana, aproximadamente durante media hora, mejora ligeramente la densidad mineral ósea de la columna.

¿Se aconseja ejercitar la fuerza en personas mayores?
Sí, es recomendable trabajarla, porque así aumenta su movilidad y les hace más independientes a la hora de desenvolverse en sus quehaceres diarios.

Fuente

Beneficios del ejercicio físico en la tercera edad

Si ya has llegado a la tercera edad y quieres disfrutar de un envejecimiento saludable, debes realizar ejercicio moderado de forma regular. Conoce cuáles son los deportes más apropiados para ti y todos sus beneficios.
El fomento de la práctica de deporte en las personas mayores es esencial para disminuir los efectos del envejecimiento, y salvaguardar la capacidad para moverse de estas personas, ya que uno de los factores característicos de la vejez es, precisamente, la disminución de la actividad física. Los ancianos deben mantenerse activos en su vida cotidiana. Numerosas personas poseen una vida dinámica sin hacer ejercicio, porque ya lo hacen con tareas diarias como hacer las compras, limpiar la casa, etc. Teniendo así un nivel adecuado de actividad.
Existen diversos estados patológicos donde el entrenamiento sirve para obtener fuerza muscular lo cual es básico, quedando en un segundo plano el entrenamiento aeróbico.
Los estados en los que el ejercicio sería conveniente son:
- Artritis severa.
- Limitación en la movilidad articular.
- Amputación de miembros.
- Pacientes con problemas de locomoción.

Beneficios del ejercicio físico en la tercera edad
Los adultos mayores pueden obtener muchos beneficios si realizan ejercicio regularmente, y no solo a nivel físico, sino también emocional porque les ayudará a afrontar la vida con más optimismo y a relacionarse con los demás, evitando de esta forma la soledad, un factor de riesgo para la salud física y mental de las personas mayores que es posible prevenir con actividades que faciliten la socialización. Incluso hay estudios que han comprobado que hacer ejercicio retrasa el envejecimiento del cerebro y puede prevenir el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.
Aunque no hayas sido muy activo a lo largo de tu vida, nunca es tarde para abandonar el sedentarismo, y entre los principales beneficios que proporciona la práctica de ejercicio físico en la tercera edad destacan:
- Aumenta la sensación de bienestar general.
- Ayuda a mantener un peso corporal adecuado.
- Rebaja la proporción de grasa corporal.
- Reduce el riesgo de desarrollar diversas patologías como: alteraciones cardíacas, diabetes, o hipertensión.
- Disminuye el estrés y el insomnio.
- Mejora la salud física y psicológica de forma general.
- Fortalece el concepto de autoestima, y de la imagen corporal.
- Ayudar a controlar el nivel de lípidos, azúcar en sangre, etcétera.
- Reduce y retrasa el deterioro cognitivo porque estimula la neuroregeneración.
- Favorece la liberación de endorfinas, sustancias involucradas en el bienestar emocional y la felicidad.
- Disminuye el riesgo de desarrollar depresión.

Fuente

¿Afecta el humo de tabaco a los no fumadores?

En el humo de tabaco hay unos 4000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, como mínimo, 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos para el ser humano. El humo de tabaco en espacios cerrados es inhalado por todos; por lo tanto, tanto fumadores como no fumadores quedan expuestos a sus efectos nocivos.
Respecto a los niños, más de un 40% tienen al menos un progenitor fumador. En 2004 los niños fueron víctimas del 31% de las 600 000 muertes prematuras atribuibles al humo ajeno.
El tabaquismo pasivo es causa de graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias, entre ellas la cardiopatía coronaria y el cáncer de pulmón, en el adulto; de síndrome de muerte súbita en el lactante, y de bajo peso al nacer en el feto.
Ni la ventilación ni la filtración, ni siquiera ambas combinadas, pueden reducir la exposición al humo de tabaco en espacios interiores a niveles que se consideren aceptables. Los entornos totalmente exentos de humo de tabaco ofrecen la única protección eficaz. Contrariamente a la creencia común, tanto fumadores como no fumadores están de acuerdo en que haya entornos sin humo de tabaco.
 

Efectos del tabaquismo pasivo sobre la salud de los niños
El tabaquismo pasivo corresponde a la inhalación involuntaria del humo exhalado por los fumadores alrededor de una persona que no fuma. 
Los niños expuestos al tabaquismo pasivo presentan un riesgo importante de agravación o de aparición de asma, un riesgo de aparición de rinofaringitis y de otitis frecuentes. Por otra parte, el tabaquismo pasivo puede ser la causa de muerte repentina en bebés. También recordemos que los hijos de fumadores se vuelven a menudo también fumadores cuando son adultos. 

Efectos del tabaquismo ultra pasivo

Los residuos del humo de los cigarrillos provocan un tabaquismo ultra pasivo. En efecto, la desaparición de la nube de humo producida por la combustión del tabaco permite a las partículas nocivas emitidas por la combustión permanecer un largo tiempo en suspensión en el aire, luego depositarse sobre todas las superficies del domicilio como las alfombras, pero también en los coches, incrustándose así durante meses. Los niños en la primera infancia son particularmente afectados cuando juegan en el suelo. 
 

Medidas que permiten reducir el tabaquismo pasivo y ultra pasivo
No fumar en casa ni en el coche es una medida primordial para evitar las consecuencias del tabaquismo pasivo en los niños. 
En efecto, la tasa de partículas finas provocada por el tabaquismo en un coche es de 2 a 3 veces superior al nivel recomendado por la OMS. Por otra parte, los niños que no ven a sus padres fumar fumarán menos de adultos. 

 

Fuentes: OMS y portal Salud.cmm.net

 

Beneficios de dejar el tabaco

Si usted es fumador, debe dejar de fumar aunque esto puede ser difícil. La mayoría de las personas que han dejado de fumar hicieron al menos un intento infructuoso en el pasado. Vea los intentos pasados por dejar de fumar como experiencias de aprendizaje y no como fracaso. Hay muchas razones para dejar de consumir tabaco. El consumo prolongado de tabaco puede aumentar el riesgo de muchos problemas de salud serios. 

BENEFICIOS DE DEJAR EL TABACO:
- Su aliento, ropa y cabello olerán mejor.
- Su sentido del olfato retornará y los alimentos sabrán mejor.
- Sus dedos y uñas de las manos lentamente perderán el color amarillo.
- Sus dientes manchados lentamente se pueden volver más blancos.
- Sus hijos estarán más saludables y serán menos propensos a empezar a fumar.
- Se le puede facilitar más conseguir un trabajo.
- Los amigos tendrán más disposición para estar en su automóvil o su casa.
- Puede ser más fácil encontrar una pareja. Muchas personas no fuman y no les gusta estar entorno a gente que fume.
- Ahorrará dinero. 

BENEFICIOS PARA LA SALUD
Algunos beneficios para la salud comienzan casi inmediatamente también, pero cada semana, mes y año sin consumir tabaco su salud mejora aun más.
- A los 20 minutos de dejarlo: la presión arterial y el ritmo del pulso bajan a la normalidad y la temperatura corporal de las manos y pies se incrementan al nivel normal.
- A las 8 horas de dejarlo: los niveles de monóxido de carbono en la sangre bajan y el nivel de oxígeno en la sangre se incrementa a niveles normales.
- A las 24 horas de dejarlo: el riesgo de un ataque cardíaco súbito disminuye.
- A las 48 horas de dejarlo: las terminaciones nerviosas comienzan a regenerarse y los sentidos del olfato y el gusto se comienzan a normalizar.
- De 2 semanas a 3 meses de dejarlo: mejora la circulación y se hace más fácil caminar. Los pulmones trabajan mejor y las heridas sanan más rápidamente.
- De 1 a 9 meses de dejarlo: usted tiene más energía. Los síntomas relacionados con el tabaquismo tales como tos, congestión nasal, fatiga, y dificultad respiratoria mejoran. Usted tendrá menos enfermedades, resfriados y ataques de asma. Gradualmente ya no volverá a tener dificultad para respirar con las actividades diarias.
- Al año de dejarlo: el riesgo de cardiopatía coronaria es la mitad que el de alguien que aún consume tabaco.
- A los 5 años de dejarlo: la tasa de muerte por cáncer de pulmón disminuye casi en un 50% comparada con la de fumadores de 1 paquete al día; el riesgo de cáncer de la boca es la mitad que el de un consumidor de tabaco.
- A los 10 años de dejarlo: los riesgos de cáncer disminuyen. El riesgo de accidente cerebrovascular y cáncer pulmonar ahora son similares a los de alguien que nunca ha fumado.

Otros beneficios para la salud del hecho de dejar de fumar abarcan:   
- Menor probabilidad de coágulos de sangre en las piernas que puedan viajar a los pulmones. 
- Menor riesgo de disfunción eréctil. 
- Menos problemas durante el embarazo, tales como bebés nacidos con bajo peso, parto  prematuro, aborto espontáneo y labio leporino.
- Riesgo más bajo de esterilidad debido a daño en los espermatozoides. 
- Dientes, encías y piel más sanos. 

 

TOMAR LA DECISIÓN   
Como cualquier adicción, dejar el tabaco es difícil, sobre todo si usted lo hace solo. Hay muchas maneras de dejar de fumar y muchos recursos que le pueden servir. Hable con su médico acerca de la terapia de reemplazo de nicotina y los medicamentos para dejar de fumar. Si usted se vincula a los programas para dejar de fumar, tiene muchas más probabilidades de éxito. Dichos programas se ofrecen en hospitales, secretarías de salud, centros comunitarios y sitios de trabajo.  

 

DEJAR DE FUMAR SIN ENGORDAR

Mucha gente gana peso cuando decide dar el paso de dejar de fumar (la media está en 7 kilos, en las primeras doce semanas; e, incluso, un 10% de las personas engordan más de 12 kilos). Lo importante para poder evitar esto es entender por quÉ engordamos -en muchas ocasiones, la causa no es ingerir una mayor cantidad de alimentos, de manera ansiosa-.
Lo primero, la nicotina de los cigarros hace que nuestro organismo vaya más rápido y dicho efecto puede darse hasta 30 minutos después de fumar un cigarro. O sea, fumando se puede quemar entre 150 y 300 calorías cada día, dependiendo del número de cigarros que fumemos, cada día, y del metabolismo de cada persona.
Por otro lado, la nicotina quita el hambre ya que bloquea el transmisor cerebral químico que se conoce como neuropeptido. Por eso, cuando dejamos de fumar los niveles de dicho transmisor aumentan y, con ello, aumentan las ganas de comer. Los expertos recomiendan tener cerca aperitivos saludables que nos ayuden a pasar la necesidad de fumar un cigarro. Antes de dejar de fumar, estaría bien que calculases el número de calorías, que consumes cada día.
Cuando dejamos de fumar, debemos elegir entre comer 300 calorías menos, o gastar 300 calorías, a base de ejercicio -o sea, caminar durante 30 minutos, al día- y planificar las comidas para evitar los excesos.

 

Fuente: Medline Plus

Nutrición e hipertensión

Uno de cada cuatro adultos padece hipertensión. Te proponemos una serie de recomendaciones para controlarla por medio de una dieta saludable, con especial cuidado a la reducción de la sal en tus comidas.

DIFERENTES MANERAS DE COCINAR LOS ALIMENTOS PARA HIPERTENSOS
Uno de los mejores métodos a la hora de preparar los alimentos si se es hipertenso es el de cocinar sin sal añadida.
Cuando se sufre de hipertensión o se cocina para algún familiar que la tenga, también es conveniente evitar al máximo el consumo de guisos y estofados con excesiva cantidad de grasa, así como alimentos fritos además de prescindir de los alimentos rebozados.
A la hora de cocinar hay que elegir carnes y pescados a la plancha, asados, al horno, en papillote (envueltos en papel de plata con verduras en su interior), hervidos o cocinados al vapor. 
Si tenemos que decidir entre cocinar un alimento al vapor o hervirlo, sería mejor la primera opción, puesto que así la comida conserva su sabor natural, siendo innecesario sazonar.

ALTERNATIVAS A LA SAL PARA DAR SABOR A LAS COMIDAS
También podemos utilizar distintos condimentos o especias para sazonar nuestras comidas, sin recurrir a la sal, resultando así más apetitosas:
Hierbas aromáticas: laurel, tomillo, comino, orégano, perejil, albahaca, hinojo, etcétera.
Especias: pimentón (dulce o picante), azafrán, pimienta (negra, blanca…).
Ácidos: zumo de limón, vinagre de manzana, vino o similares.
Aliáceos: ajo, cebollino, cebolla, cebolleta, chalota, puerro.
• El vinagre y el aceite de oliva pueden ser macerados con diferentes hierbas aromáticas.

ALIMENTACIÓN SALUDABLE 
• Coma alimentos que sean naturalmente bajos en grasa, como granos integrales, frutas y verduras
Lea las etiquetas de los alimentos y preste atención especial al nivel de grasa saturada.
Evite o reduzca los alimentos que sean ricos en grasa saturada (más de 20% de la grasa total se considera alto). Comer demasiada grasa saturada es uno de los mayores factores de riesgo para la cardiopatía. Los alimentos ricos en este tipo de grasa incluyen: las yemas del huevo, los quesos duros, la leche entera, la crema de leche, el helado, la mantequilla y las carnes grasosas (y porciones grandes de carnes).
• Escoja alimentos de proteína magra, como soja (soya), pescado, pollo sin piel, carne muy magra y productos lácteos descremados o al 1%.
• Busque las palabras "hidrogenados" o "parcialmente hidrogenados" en las etiquetas de los alimentos. NO coma alimentos con estos ingredientes, ya que vienen cargados con grasas saturadas y grasas trans.
• Limite la cantidad de alimentos procesados y fritos que consume. 
• Reduzca la cantidad de productos horneados preparados comercialmente (tales como roscas, galletas dulces y saladas) que consume, ya que pueden contener muchas grasas saturadas o grasas trans.
• Preste atención a cómo se preparan los alimentos. Las maneras saludables de cocinar pescado, pollo y carnes magras son asar a la parrilla, a las brasas, hervir y hornear. Evite agregar aderezos o salsas ricos en grasa.
Otras sugerencias incluyen:
Coma alimentos que sean ricos en fibra soluble, como avena, salvado, guisantes partidos y lentejas, frijoles (tales como habichuelas, frijol negro, frijol blanco común), algunos cereales y arroz integral.
Aprenda cómo comprar y cocinar alimentos saludables. Aprenda cómo leer las etiquetas de los alimentos para escoger los que son saludables. Aléjese de los restaurantes de comida rápida, donde las opciones saludables pueden ser difíciles de encontrar.

DIETA DASH
La dieta hiposódica de los enfoques dietéticos para detener la hipertensión (Dietary Approaches to Stop Hypertension, DASH) ha demostrado que ayuda a bajar la presión arterial. Sus efectos sobre la presión arterial algunas veces se ven al cabo de unas cuantas semanas.
Esta dieta no sólo es rica en nutrientes importantes y fibra, sino que también incluye alimentos que son más ricos en potasio, calcio y magnesio, y más baja en sodio (sal) que la dieta típica.

Las metas de la dieta DASH son:
• Reduzca el sodio a no más de 2,300 mg por día (consumir sólo 1,500 mg por día es un meta aun mejor).
• Reduzca la grasa saturada a no más del 6% y la grasa total a 27% de las calorías diarias. Los productos lácteos bajos en grasa parecen ser especialmente benéficos para bajar la presión arterial sistólica.
• Al escoger las grasas, seleccione aceites monoinsaturados, como los aceites de oliva y canola.
Prefiera los granos integrales a los productos de harina blanca o pasta.
Escoja frutas y verduras frescas todos los días. Muchos de estos alimentos son ricos en potasio, fibra o ambos.
Coma nueces, semillas o legumbres (frijoles o guisantes) diariamente.
Escoja cantidades modestas de proteína (no más de 18% de las calorías diarias totales). El pescado, la carne de aves sin piel y los productos de soja (soya) son las mejores fuentes de proteína.
Otras metas de nutrientes diarios en la dieta DASH incluyen la reducción de los carbohidratos a 55% de las calorías diarias y el colesterol en la alimentación a 150 mg. Trate de obtener al menos 30 gramos de fibra diariamente.
Antes de aumentar el potasio en la dieta o usar sustitutos de la sal (que con frecuencia contienen potasio), consulte con su médico. Las personas que tienen problemas renales o quienes toman ciertos medicamentos deben tener cuidado respecto a la cantidad de potasio que consumen.

Los mejores ejercicios para hipertensos

La hipertensión es una enfermedad muy extendida y que puede llegar a ser muy peligrosa, aumentando nuestro riesgo de padecer infartos, problemas cardíacos, accidentes cerebro vasculares y diversas condiciones de salud que afectan distintos órganos. Aunque la actividad física es muy recomendable para reducir la presión arterial, no todos los ejercicios son aptos para hipertensos. Por eso te explicamos a continuación cuáles son los mejores ejercicios para hipertensos:

1. Caminar más de media hora cada día a paso ligero es un ejercicio muy adecuado para lograr reducir la presión arterial. Eso sí, hay que insistir en que como mínimo se ha de caminar media hora, mejor si es una entera, y que hay que ser constantes: tenemos que salir a caminar todos los días.
Esta actividad física de intensidad baja ayudará a mantener la salud de nuestro corazón y a reducir la presión arterial si se combina con una adecuada dieta libre de alimentos que aumentan la tensión.

2. La bicicleta también es muy adecuada para las personas que padezcan hipertensión, aunque siempre a un ritmo moderado. Si queremos hacer largos trayectos se recomienda salir en horas del día en las que no dé mucho el sol y en superficies sin grandes subidas ni bajadas que no requieran de mucho esfuerzo físico. También es posible optar por la bicicleta fija si preferimos realizar ejercicio en un recinto cerrado.

3. Uno de los mejores ejercicios para hipertensos es la natación, un deporte que puede ayudar a regular la presión arterial. Se recomienda practicarlo con moderación, evitando hacer carreras rápidas y optando preferiblemente por un ritmo suave pero constante. Entre sus muchos beneficios para la salud destaca su capacidad de mejorar la circulación sanguínea, reducir los dolores de espalda y disminuir la tensión.

4. También en el agua, el aquagym o aquafitness realizado con una intensidad ligera y bajo el asesoramiento de un monitor, nos ayudará con nuestros problemas de hipertensión. Los ejercicios aeróbicos, beneficiosos para regular la presión arterial, practicados bajo el agua son ideales para las personas con problemas de tensión arterial alta y también para quienes en un pasado han sufrido lesiones deportivas o problemas musculares, pues se trata de una actividad de muy bajo impacto pero con buenos resultados.

5. El yoga y otras disciplinas similares como el pilates o el streching, son también recomendables para las personas hipertensas ya que, además de practicar ejercicio físico, aprendemos a relajarnos, un factor que es muy importante considerar cuando se padece tensión alta, no olvidemos que el estrés es uno de sus principales detonantes.

6. Además de optar por uno o varios de estos ejercicios para hipertensos, resulta fundamental seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas e ingerir alimentos buenos para bajar la tensión arterial. Modificar los hábitos en pro de una vida saludable resulta imprescindible para reducir la presión y garantizar nuestra salud.

Fuente

Vacunación Antigripal 2016: Preguntas frecuentes

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año. La vacuna antigripal está indicada anualmente para prevenir complicaciones y muertes por gripe en grupos de riesgo.
Los síntomas suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, en niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, la infección puede conllevar graves complicaciones, y poner en riesgo la vida.

PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Cómo se transmite el virus de la gripe?
El virus se transmite de una persona a otra, fundamentalmente por gotitas provenientes de la vía respiratoria de una persona enferma, a través de la tos, estornudos o simplemente cuando habla.

2. ¿Qué medidas existen para prevenir el contagio por el virus de la gripe?
La vacunación oportuna es la herramienta de mayor eficacia e impacto para la prevención. El lavado adecuado de las manos en forma frecuente es otra medida de alto impacto para evitar la transmisión de la gripe y de otras enfermedades infecciosas. Además, cumplir con medidas de barrera al toser o estornudar (como cubrirse con el codo) contribuye a disminuir la posibilidad de transmisión del virus.

3. ¿La gripe se manifiesta por igual en todas las personas?
No. Ciertas condiciones (como edad, algunas enfermedades, embarazo) predisponen a estas personas a sufrir complicaciones por el virus de la gripe, descompensaciones de su enfermedad, internación y muerte. Por eso es fundamental que estas personas se vacunen oportunamente.

4. ¿Cuál es el objetivo de la vacunación antigripal?
La vacuna antigripal está incorporada al calendario con el objetivo de disminuir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus de influenza en la población de riesgo en Argentina.

5. ¿Qué personas deben recibir la vacuna antigripal todos los años?
A. Personal de la salud.

B. Embarazadas y Puérperas:
Embarazadas: en cualquier trimestre de la gestación. Puérperas hasta el egreso de la maternidad máximo 10 días después del parto si no la recibieron durante el embarazo
Hay que considerar que el momento fundamental de vacunación es durante el embarazo para proteger a la madre y al bebe a través del pasaje de anticuerpos por la placenta
C. Niños de 6 a 24 meses (deben recibir dos dosis separadas de al menos 4 semanas, excepto los niños que ya hubieran recibido dos dosis anteriormente) 
D. Niños y adultos de 2 años a 64 años inclusive que presenten ciertas condiciones como: enfermedades respiratorias, enfermedades cardiacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos y trasplantados y otros como personas obesas con índice de masa corporal mayor a 40, diabéticos, personas con insuficiencia renal crónica en diálisis, etc.
E. Personas mayores de 65 años.

6. ¿Estas vacunas son gratuitas?
Sí, para el 100% de la población objetivo (las personas que tienen mayor riesgo de presentar enfermedad grave y fallecer por el virus).

7. ¿Cómo se realiza la recomendación sobre la composición de cada año de las vacunas antigripales?
La Organización Mundial de la Salud convoca al grupo de expertos que analizan los datos aportados por todos los países en cuanto a la circulación y tipificación de los virus de la gripe, y de esta manera emitir la recomendación de la composición de la vacuna para cada hemisferio. Este reporte se realiza dos veces por año, en febrero para el Hemisferio Norte y en septiembre para el Hemisferio Sur.

8. ¿Qué virus estarán comprendidos en las vacunas antigripales 2016?
Este año se incluyen en las vacunas 3 cepas: Influenza A H3N2, Influenza B y la cepa A H1N1. Por lo que se denominan vacunas trivalentes.
Es muy importante saber que dos de las tres cepas incluidas en la vacuna del año 2016 serán diferentes a la del año 2015 (Influenza A H3N2 e Influenza B).

9. ¿Por qué se modifican las cepas que estarán incluidas en la vacuna antigripal?
Existen tres tipos de virus de la influenza o gripe, de los cuales dos, Influenza A y B, son los que más frecuentemente afectan al ser humano. En la superficie del virus hay moléculas (glicoproteínas) que facilitan la replicación y a la vez cambian periódicamente su composición lo que permite al virus evadirse del control del sistema inmune. Estos cambios son los que determinan nuevas cepas que deberán estar incluidas en la vacuna de esa temporada para garantizar que sea efectiva para proteger a la población.

10. ¿Cuándo es conveniente vacunarse contra la gripe?
La vacuna estará disponible a partir del mes de abril. Lo óptimo es vacunarse antes del inicio del invierno, de todas maneras mientras haya circulación de virus las personas de los grupos de riesgo que no hayan sido vacunadas deberán recibir la misma, ya que las defensas (anticuerpos) se producen entre 10 y 14 días de la vacunación

11. ¿Cuál es la presentación de las vacunas disponibles?
Todas las vacunas vienen en jeringas prellenadas monodosis.

12. ¿Cómo se administra la vacuna? ¿Cuántas dosis?
La vacuna se aplica por vía intramuscular, en el músculo del brazo (deltoides) en los mayores de un año y en el muslo en los niños menores a 12 meses, como en la mayoría de las vacunas del Calendario Nacional de Vacunación.
Todos los niños entre 6 meses y 2 años deberán recibir dos dosis, separadas al menos por 4 semanas.

13. ¿Cómo y dónde consigo las vacunas?
En todos los vacunatorios de la red pública de cualquier jurisdicción (nacional, provincial, municipal). El grupo de personas entre 2 y 64 años que presente alguna enfermedad que requiera la vacunación deberán presentar orden médica con la condición detallada, es el único grupo que necesita presentar receta médica.

14. ¿Debo recibir la vacuna este año a pesar de haberme vacunado el año pasado?
Sí. La vacuna antigripal confiere protección (inmunidad) por 6 a 12 meses. Por lo que se requiere vacunación anual si pertenece algún grupo de riesgo. Además este año se modifican dos de las tres cepas de la vacuna (Influenza A H3N2 e Influenza B).

15. ¿Cómo funciona esta vacuna?
Como todas las vacunas que actúan "enseñando" al sistema inmunitario (las defensas naturales del cuerpo) a defenderse contra una enfermedad. Cuando una persona recibe la vacuna, el sistema inmunitario reconoce el antígeno como "extraños" y fabrica anticuerpos contra ella. El sistema inmunitario podrá producir anticuerpos más rápidamente cuando es expuesto al virus de la gripe. Esto ayuda a proteger contra la enfermedad. Esta vacuna contiene pequeñas cantidades de los antígenos de superficie (hemaglutininas), proteínas de la membrana externa del virus que el organismo reconoce como extrañas.

16. ¿Qué efectos adversos tienen las vacunas?
Los efectos secundarios son infrecuentes, leves y transitorios, en su mayoría reacciones en el sitio de la inyección (hinchazón, dolor, endurecimiento y enrojecimiento); raramente puede ocasionar dolor de cabeza, mialgias (dolor muscular), sensación de malestar, sudoración, fatiga (cansancio) y escalofríos.

17. ¿Puede la vacuna causar gripe?
No. La vacuna contiene virus de la gripe sólo muerto y no puede causar la enfermedad de la gripe. Menos del 1% de las personas vacunadas desarrollan síntomas gripales, como fiebre leve y dolores musculares, después de la vacunación. Estos efectos secundarios no son los mismos que tienen la enfermedad real. La inmunidad protectora se desarrolla 1 a 2 semanas después de la vacunación. Siempre es posible que una persona recientemente vacunada pueda estar expuesta a la enfermedad antes de que sus anticuerpos se formen y, por consiguiente desarrollar la enfermedad. Esto puede dar lugar a alguien creyendo erróneamente que desarrollaron la enfermedad de la vacunación.
"Gripe" no es cualquier enfermedad con fiebre y síntomas de resfriado. Hay otros virus que producen síntomas respiratorios sin llegar a ser gripe por influenza.

18. ¿Existe alguna contraindicación para recibir la vacuna?
Todas las personas que tuvieron anteriormente una reacción anafiláctica (reacción alérgica grave) a cualquiera de los componentes de la vacuna, o de cualquier sustancias que se encuentran en niveles muy bajos en la vacuna, como el huevo o proteínas de pollo, la ovoalbúmina (proteínas en la clara de huevo), kanamicina o sulfato de neomicina (antibióticos), formaldehído y bromuro de cetiltrimetilamonio, deben consultar al médico.

19. ¿Estoy embarazada conviene que me vacune?
Sí. La vacunación antigripal se recomienda para embarazadas en cualquier trimestre de la gestación. Las embarazadas tienen mayor riesgo de enfermedad grave, hospitalizaciones y muerte por influenza y mayor riesgo de muerte fetal, perinatal, parto prematuro y retardo de crecimiento del bebe. La vacunación de la madre proporciona protección a su bebé recién nacido a través del pasaje de anticuerpos por la placenta. La vacuna antigripal es una vacuna segura tanto para la madre como para el bebé.

20. ¿Durante la lactancia se puede recibir la vacuna antigripal?
Sí, no existe contraindicación para recibir la vacuna durante la lactancia salvo la haya recibido durante el embarazo, en ese caso no sería necesario otra dosis.

21. ¿Si estoy con fiebre y resfriado me puedo vacunar?
Es similar que con otras vacunas a virus muertos. Si el estado general es bueno y se está cursando una enfermedad leve, sí.

22. ¿Qué pasa si me vacuno y estoy cursando la enfermedad?
Si se estuviera en el período de incubación (cuando no se sabe si está enfermo) no habría ningún inconveniente como con otras vacunas utilizadas habitualmente.

23. ¿La vacuna antigripal previene que me resfríe?
No. La vacuna antigripal previene las complicaciones y muertes por un tipo de virus respiratorio (gripe o Influenza) que pueden ocurrir en personas con ciertas enfermedades o determinada edad. Durante los meses de invierno circulan diferentes virus respiratorios que pueden causar catarro, resfrío, dolor de garganta y fiebre, la vacuna antigripal no previene contra estos virus

24. ¿Es lo mismo gripe que resfrío?
No. La gripe es una enfermedad causada por el virus Influenza tipo A o B, fundamentalmente respiratoria que se caracteriza por fiebre, dolor muscular, cefalea y debilidad. La vacuna protege contra estos virus. Por otra parte, el resfrío es un cuadro respiratorio ocasionado por diferentes virus como coronavirus y rinovirus entre otros, se caracteriza por catarro de vías aéreas superiores, pudiendo estar o no acompañado de fiebre y con compromiso leve del estado general.

25. ¿Si tengo las defensas bajas tengo contraindicada la vacuna?
No. La vacuna antigripal está indicada para personas con problemas en la inmunidad para evitar complicaciones y muerte por este virus.

26. ¿Si convivo con un prematuro me tengo que vacunar?
Sí. Es muy importante que todas las personas que convivan con prematuros de menos de 1500 gramos se vacunen para protegerlos, ya que tienen mayor riesgo de enfermedad grave, hasta tanto cumplan los 6 meses y puedan recibir la vacuna.

 

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación

Difarma