Cuidado de la Salud

Día Mundial Sin Tabaco 2017: venzamos al tabaco en favor de la salud, la prosperidad, el medio ambiente y el desarrollo de los países

Las medidas de erradicación del consumo de tabaco pueden ayudar a los países a evitar que millones de personas enfermen y mueran por enfermedades relacionadas con este producto, a combatir la pobreza y, de acuerdo con el primer informe sobre sus efectos medioambientales, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a reducir la degradación del medio ambiente a gran escala.

Con ocasión del Día Mundial Sin Tabaco 2017, la OMS recuerda la amenaza que representa este producto para el desarrollo de los países de todo el mundo y hace un llamamiento a sus gobiernos para que apliquen medidas firmes de control del tabaco, como la prohibición de comercializarlo y publicitarlo, la promoción del empaquetado neutro de los productos que lo contienen, el aumento de los impuestos especiales y la prohibición de fumar en los espacios públicos cerrados y los lugares de trabajo.

Los efectos del tabaco en la salud y la economía

El consumo de tabaco se lleva la vida de más de 7 millones de personas cada año y cuesta a los hogares y gobiernos más de US$ 1,4 billones en gastos sanitarios y pérdida de productividad.

La Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS, señala: «El tabaco es una amenaza para todos. Agrava la pobreza, reduce la productividad económica, afecta negativamente a la elección de los alimentos que se consumen en los hogares y contamina el aire de interiores».

De acuerdo con la Dra. Chan, «al adoptar medidas firmes de lucha antitabáquica, los gobiernos salvaguardan el futuro de sus países porque protegen a toda la población, con independencia de si consumen o no este producto mortífero. Además, se generan ingresos para financiar los servicios de salud y otros servicios sociales y se evitan los estragos que el tabaco causa en el medio ambiente».

Todos los países se han comprometido a cumplir la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, cuyos objetivos son fortalecer la paz y erradicar la pobreza en el mundo. Dos de sus medidas esenciales son aplicar el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco y, para 2030, reducir en un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles, incluidas las cardiopatías, las neumopatías, el cáncer y la diabetes, de las que el tabaco es un factor de riesgo.

Los efectos del tabaco en el medio ambiente

En el informe de la OMS El tabaco y su impacto medioambiental: una visión de conjunto, el primero sobre los efectos de este producto en la naturaleza, se dan algunos datos reveladores:

- Los residuos de tabaco contienen más de 7000 sustancias químicas tóxicas que envenenan el medio ambiente, algunas de ellas cancerígenas para el ser humano.
- En el humo de tabaco se liberan miles de toneladas de productos cancerígenos para el ser humano, sustancias tóxicas y gases de efecto invernadero, y los residuos de los productos de tabaco son el tipo de basura más numeroso.
- Cerca de 10 000 millones de los 15 000 millones de cigarrillos vendidos diariamente en el mundo se desechan al medio ambiente.
- Las colillas de cigarrillo representan entre el 30% y el 40% de los objetos recogidos en las actividades de limpieza costera y urbana.

El tabaco es una amenaza para las mujeres y los niños y para el sustento de los hogares

El tabaco es una amenaza para todas las personas y para el desarrollo nacional y regional, de formas muy diversas:

- La pobreza: cerca de 860 millones de fumadores adultos viven en países de ingresos medianos o bajos. Varios estudios indican que, en algunos hogares de los países de ingresos bajos, más del 10% de los ingresos se gasta en comprar productos de tabaco, un dinero que no se destina a alimentos, educación y atención sanitaria.
- Los niños y la educación: el cultivo del tabaco evita que los niños reciban educación. Entre el 10% y el 14% de los niños de familias que cultivan esta planta no asisten a la escuela porque trabajan en campos de cultivo.
- Mujeres: entre el 60% y el 70% de los trabajadores agrícolas que trabajan en el cultivo de tabaco son mujeres, que están expuestas directamente a productos químicos peligrosos.
- Salud: el tabaco es un factor implicado en el 16% de las muertes por enfermedades no transmisibles.

Las políticas tributarias: una poderosa herramienta de lucha antitabáquica

El Dr. Oleg Chestnov, Subdirector General de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental, señala: «Muchos gobiernos están tomando medidas contra el tabaco, desde la prohibición de su publicidad y comercialización hasta la introducción del empaquetado neutro y la prohibición de fumar en los espacios públicos y los lugares de trabajo. No obstante, una medida de lucha antitabáquica menos utilizada que resulta muy eficaz es la aplicación de políticas tributarias y de precios, que los países pueden aplicar para satisfacer sus necesidades de desarrollo».

Los gobiernos recaudan anualmente casi US$ 270 000 millones en concepto de impuestos sobre el tabaco, una cifra que se podría acrecentar en más de un 50% para obtener US$ 141 000 millones adicionales simplemente añadiendo a los impuestos aplicados en todos los países a cada paquete de cigarrillos un suplemento de US$ 0,80 (que equivale a un dólar internacional). El incremento de los ingresos fiscales del tabaco ayudará a movilizar más recursos internos y a crear el espacio fiscal necesario para que los países cumplan las prioridades de desarrollo en el marco de la Agenda 2030.

El Dr. Douglas Bettcher, Director del Departamento de Prevención de Enfermedades No Transmisibles de la OMS, afirma que «el tabaco es un importante obstáculo al desarrollo mundial. La morbimortalidad relacionada con este producto agrava la pobreza, afecta a las personas que aportan el salario principal a los hogares, desvía los limitados recursos del hogar a la compra de productos de tabaco en lugar de comida y material escolar, y obliga a muchas personas a aumentar el gasto en atención sanitaria».

El Dr. Bettcher añade que «las medidas de control son una poderosa herramienta que los países pueden utilizar para proteger a sus ciudadanos actuales y futuros».

Fuente: OMS

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA VACUNACIÓN ANTIGRIPAL

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año. La vacuna antigripal está indicada anualmente para prevenir complicaciones y muertes por gripe en grupos de riesgo.
Los síntomas suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, en niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, la infección puede conllevar graves complicaciones, y poner en riesgo la vida.

PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Cómo se transmite el virus de la gripe?
El virus se transmite de una persona a otra, fundamentalmente por gotitas provenientes de la vía respiratoria de una persona enferma, a través de la tos, estornudos o simplemente cuando habla.

2. ¿Qué medidas existen para prevenir el contagio por el virus de la gripe?
La vacunación oportuna es la herramienta de mayor eficacia e impacto para la prevención. El lavado adecuado de las manos en forma frecuente es otra medida de alto impacto para evitar la transmisión de la gripe y de otras enfermedades infecciosas. Además, cumplir con medidas de barrera al toser o estornudar (como cubrirse con el codo) contribuye a disminuir la posibilidad de transmisión del virus.

3. ¿La gripe se manifiesta por igual en todas las personas?
No. Ciertas condiciones (como edad, algunas enfermedades, embarazo) predisponen a estas personas a sufrir complicaciones por el virus de la gripe, descompensaciones de su enfermedad, internación y muerte. Por eso es fundamental que estas personas se vacunen oportunamente.

4. ¿Cuál es el objetivo de la vacunación antigripal?
La vacuna antigripal está incorporada al calendario con el objetivo de disminuir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus de influenza en la población de riesgo en Argentina.

5. ¿Qué personas deben recibir la vacuna antigripal todos los años?
A. Personal de la salud.

B. Embarazadas y Puérperas:
Embarazadas: en cualquier trimestre de la gestación. Puérperas hasta el egreso de la maternidad máximo 10 días después del parto si no la recibieron durante el embarazo
Hay que considerar que el momento fundamental de vacunación es durante el embarazo para proteger a la madre y al bebe a través del pasaje de anticuerpos por la placenta
C. Niños de 6 a 24 meses (deben recibir dos dosis separadas de al menos 4 semanas, excepto los niños que ya hubieran recibido dos dosis anteriormente) 
D. Niños y adultos de 2 años a 64 años inclusive que presenten ciertas condiciones como: enfermedades respiratorias, enfermedades cardiacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos y trasplantados y otros como personas obesas con índice de masa corporal mayor a 40, diabéticos, personas con insuficiencia renal crónica en diálisis, etc.
E. Personas mayores de 65 años.

6. ¿Estas vacunas son gratuitas?
Sí, para el 100% de la población objetivo (las personas que tienen mayor riesgo de presentar enfermedad grave y fallecer por el virus).

7. ¿Cómo se realiza la recomendación sobre la composición de cada año de las vacunas antigripales?
La Organización Mundial de la Salud convoca al grupo de expertos que analizan los datos aportados por todos los países en cuanto a la circulación y tipificación de los virus de la gripe, y de esta manera emitir la recomendación de la composición de la vacuna para cada hemisferio. Este reporte se realiza dos veces por año, en febrero para el Hemisferio Norte y en septiembre para el Hemisferio Sur.

8. ¿Por qué se modifican las cepas que estarán incluidas en la vacuna antigripal?

Existen tres tipos de virus de la influenza o gripe, de los cuales dos, Influenza A y B, son los que más frecuentemente afectan al ser humano. En la superficie del virus hay moléculas (glicoproteínas) que facilitan la replicación y a la vez cambian periódicamente su composición lo que permite al virus evadirse del control del sistema inmune. Estos cambios son los que determinan nuevas cepas que deberán estar incluidas en la vacuna de esa temporada para garantizar que sea efectiva para proteger a la población.

9. ¿Cuándo es conveniente vacunarse contra la gripe?
Lo óptimo es vacunarse antes del inicio del invierno, de todas maneras mientras haya circulación de virus las personas de los grupos de riesgo que no hayan sido vacunadas deberán recibir la misma, ya que las defensas (anticuerpos) se producen entre 10 y 14 días de la vacunación

10. ¿Cuál es la presentación de las vacunas disponibles?
Todas las vacunas vienen en jeringas prellenadas monodosis.

11. ¿Cómo se administra la vacuna? ¿Cuántas dosis?
La vacuna se aplica por vía intramuscular, en el músculo del brazo (deltoides) en los mayores de un año y en el muslo en los niños menores a 12 meses, como en la mayoría de las vacunas del Calendario Nacional de Vacunación.
Todos los niños entre 6 meses y 2 años deberán recibir dos dosis, separadas al menos por 4 semanas.

12. ¿Cómo y dónde consigo las vacunas?
En todos los vacunatorios de la red pública de cualquier jurisdicción (nacional, provincial, municipal). El grupo de personas entre 2 y 64 años que presente alguna enfermedad que requiera la vacunación deberán presentar orden médica con la condición detallada, es el único grupo que necesita presentar receta médica.

13. ¿Debo recibir la vacuna este año a pesar de haberme vacunado el año pasado?
Sí. La vacuna antigripal confiere protección (inmunidad) por 6 a 12 meses. Por lo que se requiere vacunación anual si pertenece algún grupo de riesgo. Además, como ya se mencionó, cada año se modifican las cepas empleadas.

14. ¿Cómo funciona esta vacuna?
Como todas las vacunas que actúan "enseñando" al sistema inmunitario (las defensas naturales del cuerpo) a defenderse contra una enfermedad. Cuando una persona recibe la vacuna, el sistema inmunitario reconoce el antígeno como "extraños" y fabrica anticuerpos contra ella. El sistema inmunitario podrá producir anticuerpos más rápidamente cuando es expuesto al virus de la gripe. Esto ayuda a proteger contra la enfermedad. Esta vacuna contiene pequeñas cantidades de los antígenos de superficie (hemaglutininas), proteínas de la membrana externa del virus que el organismo reconoce como extrañas.

15. ¿Qué efectos adversos tienen las vacunas?
Los efectos secundarios son infrecuentes, leves y transitorios, en su mayoría reacciones en el sitio de la inyección (hinchazón, dolor, endurecimiento y enrojecimiento); raramente puede ocasionar dolor de cabeza, mialgias (dolor muscular), sensación de malestar, sudoración, fatiga (cansancio) y escalofríos.

16. ¿Puede la vacuna causar gripe?
No. La vacuna contiene virus de la gripe sólo muerto y no puede causar la enfermedad de la gripe. Menos del 1% de las personas vacunadas desarrollan síntomas gripales, como fiebre leve y dolores musculares, después de la vacunación. Estos efectos secundarios no son los mismos que tienen la enfermedad real. La inmunidad protectora se desarrolla 1 a 2 semanas después de la vacunación. Siempre es posible que una persona recientemente vacunada pueda estar expuesta a la enfermedad antes de que sus anticuerpos se formen y, por consiguiente desarrollar la enfermedad. Esto puede dar lugar a alguien creyendo erróneamente que desarrollaron la enfermedad de la vacunación.
"Gripe" no es cualquier enfermedad con fiebre y síntomas de resfriado. Hay otros virus que producen síntomas respiratorios sin llegar a ser gripe por influenza.

17. ¿Existe alguna contraindicación para recibir la vacuna?
Todas las personas que tuvieron anteriormente una reacción anafiláctica (reacción alérgica grave) a cualquiera de los componentes de la vacuna, o de cualquier sustancias que se encuentran en niveles muy bajos en la vacuna, como el huevo o proteínas de pollo, la ovoalbúmina (proteínas en la clara de huevo), kanamicina o sulfato de neomicina (antibióticos), formaldehído y bromuro de cetiltrimetilamonio, deben consultar al médico.

18. ¿Estoy embarazada conviene que me vacune?
Sí. La vacunación antigripal se recomienda para embarazadas en cualquier trimestre de la gestación. Las embarazadas tienen mayor riesgo de enfermedad grave, hospitalizaciones y muerte por influenza y mayor riesgo de muerte fetal, perinatal, parto prematuro y retardo de crecimiento del bebe. La vacunación de la madre proporciona protección a su bebé recién nacido a través del pasaje de anticuerpos por la placenta. La vacuna antigripal es una vacuna segura tanto para la madre como para el bebé.

19. ¿Durante la lactancia se puede recibir la vacuna antigripal?
Sí, no existe contraindicación para recibir la vacuna durante la lactancia salvo la haya recibido durante el embarazo, en ese caso no sería necesario otra dosis.

20. ¿Si estoy con fiebre y resfriado me puedo vacunar?
Es similar que con otras vacunas a virus muertos. Si el estado general es bueno y se está cursando una enfermedad leve, sí.

21. ¿Qué pasa si me vacuno y estoy cursando la enfermedad?
Si se estuviera en el período de incubación (cuando no se sabe si está enfermo) no habría ningún inconveniente como con otras vacunas utilizadas habitualmente.

22. ¿La vacuna antigripal previene que me resfríe?
No. La vacuna antigripal previene las complicaciones y muertes por un tipo de virus respiratorio (gripe o Influenza) que pueden ocurrir en personas con ciertas enfermedades o determinada edad. Durante los meses de invierno circulan diferentes virus respiratorios que pueden causar catarro, resfrío, dolor de garganta y fiebre, la vacuna antigripal no previene contra estos virus

23. ¿Es lo mismo gripe que resfrío?
No. La gripe es una enfermedad causada por el virus Influenza tipo A o B, fundamentalmente respiratoria que se caracteriza por fiebre, dolor muscular, cefalea y debilidad. La vacuna protege contra estos virus. Por otra parte, el resfrío es un cuadro respiratorio ocasionado por diferentes virus como coronavirus y rinovirus entre otros, se caracteriza por catarro de vías aéreas superiores, pudiendo estar o no acompañado de fiebre y con compromiso leve del estado general.

24. ¿Si tengo las defensas bajas tengo contraindicada la vacuna?
No. La vacuna antigripal está indicada para personas con problemas en la inmunidad para evitar complicaciones y muerte por este virus.

25. ¿Si convivo con un prematuro me tengo que vacunar?
Sí. Es muy importante que todas las personas que convivan con prematuros de menos de 1500 gramos se vacunen para protegerlos, ya que tienen mayor riesgo de enfermedad grave, hasta tanto cumplan los 6 meses y puedan recibir la vacuna.

 

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación

Hipertensión: Prevención y cuidados

CAMBIOS DEL ESTILO DE VIDA
Usted puede tomar muchas medidas para ayudar a controlar su presión arterial en casa, como:
- Consumir una alimentación cardiosaludable (saludable para el corazón), que incluya potasio y fibra.
- Tomar mucha agua.
- Hacer ejercicio con regularidad, al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico por día.
- Si fuma, dejar de hacerlo.
- Reducir la cantidad de alcohol que toma a 1 trago al día para las mujeres y 2 para los hombres.
- Reducir la cantidad de sodio (sal) que consume. Intente consumir menos de 1,500 mg por día.
- Reducir el estrés. Trate de evitar factores que le causen estrés y pruebe con meditación o yoga para desestresarse.
- Mantener un peso corporal saludable.
- Cambios en el estilo de vida
- Su médico puede ayudarle a encontrar programas para bajar de peso, dejar de fumar y hacer ejercicio.
- También puede pedir que lo remitan a un nutricionista que pueda ayudarle a planear una dieta saludable para su caso.
Cuán baja debe estar su presión arterial y a qué nivel necesita comenzar el tratamiento es algo individual, con base en la edad y cualquier problema de salud que tenga.

MEDICAMENTOS PARA LA HIPERTENSIÓN
En la mayoría de las ocasiones, su médico probará primero indicar cambios de su estilo de vida y revisará su presión arterial 2 o más veces. Es probable que se inicie un tratamiento con medicinas si sus lecturas de presión arterial permanecen cerca o por encima de los siguientes niveles:
- Número superior (presión sistólica) de 140 o más en personas menores de 60 años de edad
- Número superior de 150 o más en personas de 60 años en adelante
- Número inferior (presión diastólica) de 90 o más
Si usted tiene diabetes, problemas cardíacos o antecedentes de accidente cerebrovascular, puede comenzar a tomar medicinas con una lectura de presión arterial aun más baja. Los objetivos de presión arterial que se usan más a menudo para personas con estas afecciones son de menos de 130 a 140/80 mm Hg.
Hay muchos diferentes medicamentos para tratar la hipertensión arterial.
- A menudo, un solo fármaco para la presión arterial no es suficiente para controlarla, y es posible que usted necesite tomar 2 o más.
- Es muy importante que usted tome los medicamentos que le recetaron.
- Si presenta efectos secundarios, el médico puede sustituirlos por un medicamento diferente.

Expectativas (pronóstico)
La mayoría de las veces, la presión arterial alta se puede controlar con medicamentos y cambios en el estilo de vida.
Cuando la presión arterial no está bien controlada, usted está en riesgo de:
- Sangrado de la aorta, el vaso sanguíneo grande que irriga el abdomen, la pelvis y las piernas
- Enfermedad renal crónica
- Ataque al corazón e insuficiencia cardíaca
- Riego sanguíneo deficiente a las piernas
- Problemas con la visión
- Accidente cerebrovascular

Cuándo contactar a un profesional médico
- Si usted padece hipertensión arterial, tendrá controles regulares con su médico.
- Incluso si no le han diagnosticado hipertensión arterial, es importante hacerse revisar la presión durante los chequeos regulares, especialmente si alguien en la familia tiene o ha tenido hipertensión.
- Llame a su médico de inmediato si el monitoreo en el hogar muestra que la presión arterial aún está alta.

Prevención
La mayoría de las personas puede evitar que se desarrolle presión arterial alta, haciendo cambios en el estilo de vida diseñados para bajarla.

 

Fuente: MedlinePlus

Hipertensión: Causas y factores de riesgo

La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a su cuerpo. Hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta.
Las lecturas de la presión arterial generalmente se dan como dos números. El número superior se denomina presión arterial sistólica. El número inferior se llama presión arterial diastólica. Por ejemplo, 120 sobre 80 (escrito como 120/80 mm Hg).
Uno o ambos números pueden ser demasiado altos.
- Una presión arterial normal es cuando la presión arterial es menor a 120/80 mm Hg la mayoría de las veces.
- Una presión arterial alta (hipertensión) es cuando la presión arterial es de 140/90 mm Hg o mayor la mayoría de las veces.
- Si los valores de su presión arterial son de 120/80 o más, pero no alcanzan140/90, esto se denomina prehipertensión.
Si tiene problemas cardíacos o renales, o si tuvo un accidente cerebrovascular, es posible que el médico le recomiende que su presión arterial sea incluso más baja que la de las personas que no padecen estas afecciones.

Causas
Muchos factores pueden afectar la presión arterial, incluso:
- La cantidad de agua y de sal que usted tiene en el cuerpo
- El estado de los riñones, el sistema nervioso o los vasos sanguíneos
- Sus niveles hormonales
- Usted es más propenso a que le digan que su presión arterial está demasiado alta a medida que envejece. Esto se debe a que los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la edad. Cuando esto sucede, la presión arterial se eleva. La hipertensión arterial aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal o muerte prematura.

Usted tiene un riesgo más alto de sufrir hipertensión arterial si:
- Es obeso
- Con frecuencia está estresado o ansioso
- Toma demasiado alcohol (más de 1 trago al día para las mujeres y más de 2 para los hombres)
- Consume demasiada sal
- Tiene un antecedente familiar de hipertensión arterial
- Tiene diabetes
- Fuma
La mayoría de las veces no se identifica ninguna causa de presión arterial alta. Esto se denomina hipertensión esencial.

La hipertensión causada por otra afección o por un medicamento que esté tomando se denomina hipertensión secundaria y puede deberse a:
- Enfermedad renal crónica
- Trastornos de las glándulas suprarrenales (como feocromocitoma o síndrome de Cushing)
- Hiperparatiroidismo
- Embarazo o preeclampsia
- Medicinas como las píldoras anticonceptivas, pastillas para adelgazar y algunos medicamentos para el resfriado y para la migraña
- Estrechamiento de la arteria que irriga sangre al riñón (estenosis de la arteria renal)

Síntomas
En la mayoría de los casos, no se presentan síntomas. En la mayoría de las personas, la hipertensión arterial se detecta cuando visitan a su proveedor de atención médica o se la hacen medir en otra parte.

Debido a que no hay ningún síntoma, las personas pueden sufrir cardiopatía y problemas renales sin saber que tienen hipertensión arterial.
La hipertensión maligna es una forma peligrosa de presión arterial muy alta. Los síntomas incluyen:
- Dolor de cabeza fuerte
- Náuseas o vómitos
- Confusión
- Cambios en la visión
- Sangrado nasal

Pruebas y exámenes
Un diagnóstico temprano de presión arterial alta puede ayudar a prevenir enfermedad cardíaca, accidentes cerebrovasculares, problemas visuales, y enfermedad renal crónica.

Su médico medirá la presión arterial muchas veces antes de diagnosticarle hipertensión arterial. Es normal que su presión arterial sea distinta según la hora del día.

Los adultos de entre 18 y 39 años deberían medirse la presión arterial:
- Cada 3 a 5 años, si la presión arterial fue menor a 120/80 mm Hg en la última medición.
- Todos los años si usted tiene presión arterial alta, diabetes, enfermedad cardíaca, problemas en el riñón, u otros trastornos, mídase la presión más a menudo.
 

Los adultos de 40 años o más deberían medirse la presión al menos una vez al año.
Las lecturas de la presión arterial que usted se toma en su casa pueden ser una mejor medida de su presión arterial actual que las que se toman en el consultorio del proveedor.
- Cerciórese de conseguir un tensiómetro casero de buen ajuste y de buena calidad. Debe tener el manguito del tamaño apropiado y un lector digital.
- Practique con su médico para corroborar que esté tomando su presión arterial correctamente.
- Usted debe estar relajado y sentado algunos minutos antes de tomar la lectura.
- Lleve el tensiómetro casero a sus citas médicas para que su proveedor de atención pueda verificar si está funcionando correctamente.
 

Fuente: MedlinePlus

Enfermedad Celíaca

¿Qué es?
La celiaquía es una enfermedad hereditaria y autoinmunitaria en la cual la superficie absortiva del intestino delgado resulta dañada debido a la intolerancia al gluten, proteína que se encuentra en el trigo, avena, cebada y centeno, cuyo principal componente es la gliadina. Esto afecta la capacidad del intestino para absorber los nutrientes en forma adecuada.
Se desconoce la causa exacta de la enfermedad celiaca. En su patogenia intervienen factores ambientales, genéticos e inmunológicos.
La celiaquía es considerada la enfermedad intestinal crónica más frecuente. A pesar de que aun no hay registro de casos, estudios preliminares en nuestro país indican una prevalencia de aproximadamente 1: 200. Sin embargo actualmente se calcula que 1 de cada 100 personas es celíaca.
La enfermedad puede presentarse en cualquier momento de la vida desde la lactancia hasta la adultez avanzada.
Aquellas personas con familiares que padezcan la enfermedad están en mayor riesgo de padecerla.

A su vez existen numerosas enfermedades y afecciones que pueden estar asociadas a la Enfermedad Celíaca:
- Anemia
- Diabetes Tipo I
- Trastornos autoinmunitarios: como la artritis reumatoidea y el lupus eritematoso sistémico
- Dermatitis herpetiforme
- Síndrome de Down
- Intolerancia a la lactosa
- Aborto espontáneo o infertilidad inexplicable
- Osteoporosis u osteopenia
- Enfermedad tiroidea

¿Cómo se diagnostica?
El diagnóstico se realiza a través del dosaje de anticuerpos específicos en sangre y el definitivo a través de la biopsia intestinal que se debe efectuar antes de iniciar el tratamiento.
La detección temprana y el tratamiento oportuno revisten fundamental importancia para evitar complicaciones secundarias de esta patología.

¿Cuál es el tratamiento?
Hasta el presente no existe terapia farmacológica para tratar la enfermedad. Una vez diagnosticada, la sintomatología revierte con una dieta estricta de alimentos libres de gluten, que deberá mantenerse de por vida.

¿Que alimentos contienen gluten?
El gluten se encuentra presente en los cereales de trigo, avena cebada y centeno (TACC) y sus derivados. 
Por lo cual las personas celiacas deben evitar estos cereales y todos aquellos productos elaborados en base a ellos, como son:
- Harinas de Trigo, Avena, Cebada y Centeno, y todos sus derivados.
- Alimentos industrializados que puedan tener gluten en su composición, ya sea como espesante, estabilizante, etc.
- Medicamentos que puedan contener gluten como excipiente ( consulte a su médico)
Es decir deberán consumir todos aquellos alimentos libres de gluten o sin TACC 

El Ministerio de Salud de la Nación a través de la ANMAT, publica un listado de alimentos de consumo humano que han sido analizados y se consideran aptos para celíacos. Esta nómina se actualiza bimestralmente, sin embargo si existen bajas de los mismos, estas serán publicadas en las respectivas fechas en la página web.

--> Para más información ir al Programa Nacional de Detección y Control de Enfermedad Celíaca.

--> Para conocer el listado de medicamentos sin TACC hacer click acá.

10 consejos para mantener el cerebro joven y sano por Facundo Manes

1. Realice actividad física: produce y favorece nuevas conexiones cerebrales, evita la atrofia del hipocampo y genera su crecimiento, es un buen ansiolítico y un buen antidepresivo, refuerza el pensamiento creativo.
2. Tenga una dieta saludable: hay que evitar el sobrepeso, cuidar la glucemia y el colesterol, evitar la hipertensión arterial; comer saludablemente porque todo lo que hace bien al corazón, hace bien al cerebro.
3. Cuide y controle su salud: es clave para tener un cerebro saludable realizarse los chequeos clínicos anuales adecuados.
4. Desafíe a su mente diariamente: aprender algo nuevo, algo que nos cueste, un idioma que no conocemos, un tema que no conocemos, un instrumento; aprender algo que nos apasione; crear una reserva cognitiva, con mayor educación, mayor actividad intelectual, que protege el cerebro ante un daño; también tener un mantenimiento cerebral siempre: no jubilarse intelectualmente nunca de lo que nos apasiona.
5. Tenga una vida social activa: la soledad es un factor de riesgo de muerte, la gente aislada se muere 10 años antes; somos seres sociales y la vida social protege nuestra salud; también el optimismo es un factor de protección cerebral.
6. Evite malos hábitos como el alcohol y el tabaco: el alcoholismo produce daño directo en la mielina, el tabaco produce enfermedad cardiovascular.
7. Proteja la cabeza de lesiones: por ejemplo, el cabezazo en el fútbol produce micro contusiones que pueden llevar al deterioro cognitivo.
8. Buenos sueños: el sueño es clave en la vida, un tercio de ella se la pasa durmiendo; el sueño consolida la memoria, modula la respuesta hormonal e inmunológica, es un proceso fisiológico activo en el que el cerebro trabaja muchísimo.
9. Meditación: es una terapia contra la ansiedad, en la meditación se transforma el cerebro, baja la actividad cerebral.
10. Nunca es demasiado tarde: hay que vivir hasta el último día de la vida apasionados de lo que hacemos.

 

Autor: Facundo Manes

Un cerebro apasionado

Facundo Manes es una eminencia de la neurología a nivel mundial, habla de cómo funciona nuestro cerebro y de cómo influyen en la salud las emociones, la manera de vivir y de pensar. No es un tema fácil de explicar, pero él lo hace accesible porque quiere comprender y que lo comprendan.
¿Cuántas veces hemos ido de médico en médico, haciendo estudios, análisis, comprando medicamentos sin saber que el origen de nuestro dolor de cabeza, mareos o taquicardia puede ser miedo, tristeza o ansiedad? Manes afirma que las emociones nos pueden enfermar, pero la buena noticia es que la neurociencia en muchos casos ofrece herramientas para revertir ese proceso enseñándonos a sentir, pensar y actuar sin que el cuerpo se resienta.

¿El cerebro maneja nuestro cuerpo?
El cerebro está a cargo de todo lo que hacemos, desde respirar hasta pensar las reflexiones filosóficas más profundas. Es el órgano más complejo. Es tan complejo que es el único que intenta entenderse a sí mismo. Pero en los últimos años se demostró que el cerebro, el cuerpo y el corazón no están disociados. En nuestro laboratorio estudiamos a un paciente con dos corazones, que sentía con mayor predominancia el latido del órgano mecánico que el del natural. Esto modificó sus habilidades sociales, empáticas y toma de decisiones.

Entonces, ¿los pensamientos influyen en la salud?
Sí. La manera en que pensamos determina la forma en que sentimos: si pensamos que algo malo le va a suceder a algún familiar, vamos a estar angustiados, con ansiedad. Por el contrario, las emociones positivas reducen el riesgo de sentir esa ansiedad o depresión vinculadas al estrés. Hay que aprender a reconocer las circunstancias que disparan las emociones negativas, para evitarlas y así controlar los episodios emocionales desde su origen. El optimismo, por ejemplo, es una gran protección contra algunas enfermedades. Las emociones garantizan nuestra supervivencia e intervienen en cuestiones claves como la memoria: olvidamos casi todo lo que pasa en nuestra vida, excepto aquello que nos emociona. El ser humano cree que es mucho más racional de lo que en realidad es. La mayoría de nuestras decisiones son motivadas por emociones. Se trata de cambiar lo que pensamos para modificar lo que sentimos y en consecuencia, sentirnos mejor.

¿Todos tenemos los recursos para usar a nuestro favor las emociones?
Mucha gente lo hace naturalmente, se enfrentan a los problemas, los superan y salen fortalecidos, esto se llama resiliencia. Pero hay personas que no tienen esa capacidad y necesitan ayuda. Hay pacientes que te dicen “yo no puedo aprender”. Es importante transmitir que todos funcionamos con esquemas mentales modificables. Las ciencias y la terapia cognitiva ayudan a cambiar estos pensamientos negativos. En algunos casos, también el entorno del paciente es tóxico y será necesario modificarlo.

¿Cómo podemos detectar que estamos frente a una patología que requiere tratamiento?
Todos en algún momento nos sentimos deprimidos, tenemos síntomas de ansiedad, un poco de paranoia, un poco de estrés, pero cuando los síntomas se vuelven crónicos y alteran o nos impiden desarrollarnos en nuestra vida cotidiana estamos ante una situación que merece consulta. Los seres humanos tenemos la capacidad de anticipar peligros. Este es el rol de la ansiedad. Podemos compararla con un radar. Ahora, cuando empezamos a detectar peligros donde no los hay y no dejamos de pensar que todo puede salir mal, estamos ante un trastorno de ansiedad y es conveniente consultar con un profesional. Ya no depende de la voluntad del paciente. Hoy hay técnicas dentro de la neurociencia y las ciencias modernas que en este aspecto pueden mejorar mucho la calidad de vida.

¿Cómo afectan estos trastornos a la familia o amigos del paciente?
Nosotros a los familiares los llamamos “los otros enfermos”, ellos también se estresan, se deprimen, toman psicofármacos, faltan al trabajo. La neurociencia contempla herramientas y terapias con resultados demostrados para ayudar al entorno del paciente. Es importante que todos encuentren y recuperen una forma saludable de pensar y sentir.

DEMASIADO CONECTADOS
¿Es bueno para nuestro cerebro estar tan conectados tecnológicamente?

Creo que tenemos que preocuparnos si estamos conectados todo el tiempo o si estamos siempre pendientes de los e-mails, el chat, Twitter, las noticias, Facebook, Instagram, las aplicaciones para jugar. Todo esto sobrecarga nuestra atención, que es limitada. Es un error pensar que ocuparnos con muchas actividades al mismo tiempo es beneficioso. Se ha demostrado que las personas que funcionan así se dispersan más, atienden a estímulos irrelevantes y se distraen fácilmente. Es bueno “desconectarse” en algún momento, recuperar espacios de introspección, relajarse. Es en esos espacios de tiempo cuando se dispara la creatividad. Adultos y niños por igual necesitamos tiempo libre más allá del entretenimiento tecnológico. Afianza la información y estimula la creatividad.

¿Qué hace que una persona sea o no creativa?
Si el cerebro está bien nutrido y estimulado, tiene el potencial para ser creativo, pero el entorno y la estimulación también influyen. El rol del docente es esencial, nada puede reemplazar la experiencia del maestro en contacto con el alumno. Es muy importante incentivar la creatividad. Si bien existe una carga genética que predispone al talento creativo, el factor sociocultural también juega un rol crucial en su desarrollo. Sabemos que hay experiencias que remodelan las conexiones cerebrales y generan soluciones innovadoras. Un aspecto muy importante, que es necesario modificar en el ámbito educativo, es la estigmatización del error. Para ser creativos no se debe tener miedo a equivocarse. Los errores no deben vivirse como fracasos sino como pasos necesarios para lograr el éxito.

¿La inteligencia está sobrevalorada?
La ciencia puede medir el coeficiente intelectual, pero no la empatía, que es el proceso cognitivo de presentir o imaginar qué siente el otro, ponerse en su lugar, comprender lo que le pasa. La empatía es un factor clave, por ejemplo, para el liderazgo. De hecho, puede suceder que un excelente líder no sea capaz de hacer un cálculo.

¿Por qué las neurociencias cobraron tanta importancia?
Es una tendencia mundial, Obama, el presidente de Estados Unidos, planteó la necesidad de convertir en prioridad el estudio de la neurociencia; la Unión Europa diseñó un plan clave para su desarrollo y China promueve el estudio del cerebro a través de un ambicioso proyecto. En nuestro país, también se está dando esta revolución. Todo esto impulsa enormemente las investigaciones sobre el cerebro y genera una gran demanda en la difusión de esos estudios. Cuando regresé a la Argentina en 2001 después de estar en Estados Unidos e Inglaterra, me encontré con grandes neurólogos, grandes psiquiatras, grandes neurocirujanos, investigadores del Conicet y el psicoanálisis. Pero las neurociencias modernas no estaban desarrolladas. Ahí nació mi sueño de divulgar que, por ejemplo, las neurociencias modernas pueden tratar ansiedad patológica. Las enfermedades del cerebro son la principal causa de discapacidad en el mundo. Los avances en el funcionamiento de la mente repercuten en la educación, la justicia, en la comprensión de la toma de decisiones. Estoy convencido de que el saber de las ciencias debe difundirse y debe salir de las cuatro paredes de los laboratorios. Los dilemas que la ciencia plantea y va a plantear en el futuro merecen un debate profundo.
Solo resta imaginar el país que tendríamos si todos los argentinos pensáramos como él.

EL FENÓMENO MANES
Facundo Manes es hijo de un médico y creció en Salto, provincia de Buenos Aires, entiende como pocos que una sonrisa franca y un gesto cálido tranquilizan, contienen, abren puertas y son terapéuticos. Estudió en nuestro país y también en Estados Unidos e Inglaterra, donde conoció a César Milstein, ganador del premio Nobel, un maestro que le despertó la necesidad de repatriar a los cerebros argentinos desperdigados por el mundo. Tampoco se olvida de sus profesores de la UBA, del ejemplo de René Favaloro y del impacto que le causó acostumbrarse a vivir en Buenos Aires cuando llegó para estudiar Medicina.
Después de trabajar en laboratorios e instituciones prestigiosas, en 2001 decidió volver a la Argentina con un gran sueño: crear una “Di Tella del conocimiento”. Tomar el nombre de ese mítico centro cultural era nada más y nada menos que hablar de vanguardias, de reunir a médicos, neurólogos, psiquiatras, psicoanalistas, y también a filósofos, matemáticos, economistas, y sumergirse en el fascinante desafío de desentrañar los misterios del cerebro, la conducta humana y las emociones. Así nació Ineco (Instituto de Neurociencias Cognitivas). Más tarde, lo convocaron para crear el Instituto de Neurociencias de la Universidad Favaloro y luego para dirigir la universidad.
Explica con la pasión del que ama lo que hace. “Me siento orgulloso de haber hecho un centro médico en el que la mitad de los ingresos se destinan a investigación. Nuestro mayor logro es impulsar el cambio cultural, los estudiantes de Psicología hoy exigen que se incorpore la neurociencia en sus planes de estudio. Si yo fuera un científico en Noruega estaría sentado todo el día en un escritorio haciendo investigaciones para publicar en revistas prestigiosas, pero en mi país un tercio de la población vive en la pobreza”.
En su nuevo libro, El cerebro argentino, Manes dice: “Somos nosotros los responsables de hacer una Argentina mejor. Necesitamos pensar un país para los que vengan”. En ese camino acaba de asumir un nuevo compromiso en el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, como asesor ad honorem desde su especialidad médica y científica, en un área dedicada a la promoción y protección del bienestar y el capital mental.

Autoras: Viviana Álvares, Evangelina Bucari e Inés Hernández.

Día Mundial de la Salud 2017: Hablemos de la depresión

El Día Mundial de la Salud, que se celebra el 7 de abril de cada año para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud, nos ofrece una oportunidad única para movilizar la acción en torno a un tema de salud específico que preocupe a las personas de todo el mundo. El tema de la campaña para el Día Mundial de la Salud de 2017 es la depresión.
La depresión afecta a personas de todas las edades y condiciones sociales y de todos los países. Provoca angustia mental y afecta a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples. No obstante, la depresión se puede prevenir y tratar. Una mejor comprensión de qué es la depresión y de cómo puede prevenirse y tratarse contribuirá a reducir la estigmatización asociada a la enfermedad y conllevará un aumento del número de personas que piden ayuda.

Depresión
La depresión (del latín depressio, que significa ‘opresión’, ‘encogimiento’ o ‘abatimiento’) es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad. Además los trastornos depresivos pueden estar, en mayor o menor grado, acompañados de ansiedad.
El término médico hace referencia a un síndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva: como es la tristeza constante, decaimiento, irritabilidad, sensación de malestar, impotencia, frustración a la vida y puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida puede provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana
El origen de la depresión es multifactorial. En su aparición influyen factores biológicos, genéticos y psicosociales. La Psico-Neuro-Inmunología plantea un puente entre los enfoques estrictamente biológicos y psicológicos.
Diversos factores ambientales aumentan el riesgo de padecer depresión, tales como factores de estrés psicosocial, mala alimentación, permeabilidad intestinal aumentada, intolerancias alimentarias, inactividad física, obesidad, tabaquismo, atopia, enfermedades periodontales, sueño y deficiencia de vitamina D.
Entre los factores psicosociales destacan el estrés y ciertos sentimientos negativos (derivados de una decepción sentimental, la contemplación o vivencia de un accidente, asesinato o tragedia, el trastorno por malas noticias, pena, contexto social, aspectos de la personalidad, el haber atravesado una experiencia cercana a la muerte) o una elaboración inadecuada del duelo (por la muerte de un ser querido).
La depresión puede tener importantes consecuencias sociales, laborales y personales, desde la incapacidad laboral (ya que se puede presentar un agotamiento que se verá reflejado en la falta de interés hacia uno mismo, o incluso el desgano para la productividad, lo cual no solo afectará a quien está pasando por la depresión, sino también a quienes lo rodean). Otros síntomas por los cuales se puede detectar este trastorno son cambio del aspecto personal, enlentecimiento psicomotriz, tono de voz bajo, constante tristeza, llanto fácil o espontáneo, disminución de la atención, ideas pesimistas, ideas hipocondríacas y alteraciones del sueño. 

 

Fuentes: OMS, Wikipedia

Nuevas vacunas

La mejor forma de prevenir enfermedades que pueden ser graves para nuestra salud, es a través de las vacunas. Por eso, desde el Ministerio de Salud de la Nación seguimos agregando vacunas al Calendario Nacional. A partir del año 2017 se incluyen tres nuevas vacunas: contra el meningococo para prevenir enfermedades como la meningitis, se amplía la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) a los varones y la vacuna contra el neumococo para mayores de 65 años y personas de 5 a 64 años con factores de riesgo.
 
Todas las vacunas del Calendario Nacional son obligatorias, gratuitas y se aplican en todos los centros de salud y hospitales públicos del país.
 
¿Por qué es importante que me vacune? 
La vacunación, luego de la introducción del agua potable, es la intervención más eficaz para mejorar la calidad de vida de la población mundial. La vacunación tiene como objetivo disminuir las complicaciones y específicamente mortalidad provocadas por ciertos agentes infecciosos.
La vacunación es tanto un derecho individual como una responsabilidad social: las vacunas además de brindar beneficio personal (previniendo la aparición de complicaciones y muerte por diversas enfermedades en la población vacunada), constituyen una responsabilidad de todos los ciudadanos dado que la prevención primaria a través de las vacunas, en una población objetivo, también protege en forma indirecta a quienes no están vacunados.
Argentina se encuentra en una transición de la vacunación del niño a toda la familia, incluyendo vacunas para todas las etapas de la vida, además de contemplar situaciones epidemiológicas particulares.
 
¿Sabías que Argentina tiene uno de los Calendarios de Vacunación más amplios y completos del mundo?
Las 20 vacunas incluidas actualmente en nuestro Calendario Nacional de Vacunación tienen como objetivo garantizar la protección de toda la población, en forma gratuita y obligatoria, facilitando especialmente su acceso a las personas que tienen mayor vulnerabilidad.
Cada país tiene su propio calendario de vacunación, que se ajusta a su realidad epidemiológica y sus políticas de salud.
 
Nueva vacuna contra el meningococo 
El meningococo es una bacteria que provoca enfermedades graves como la meningitis (inflamación de la membrana que cubre el cerebro) y sepsis (infección generalizada), con consecuencias fatales o secuelas neurológicas irreversibles (pérdida de audición, discapacidad neurológica, amputaciones, entre otras).
Los niños menores de 1 año constituyen el grupo más vulnerable, mientras que los adolescentes y adultos pueden ser portadores del germen y transmitirlo a los lactantes y niños pequeños con mayor riesgo de enfermar.
A partir de 2017, la vacuna contra el meningococo se suma al Calendario Nacional de Vacunación de forma gratuita y obligatoria para:
• Bebés que cumplan los 3 meses a partir de enero de 2017 (nacidos a partir de octubre de 2016). Son tres dosis (a los 3, 5 y 15 meses).
• Niños y niñas que cumplan 11 años a partir de enero de 2017 (nacidos a partir del año 2006): una única dosis.
No requiere orden médica y es gratis en todos los hospitales públicos y centros de salud de todo el país.
 
Incorporación de la vacuna contra el VPH para niños de 11 años 
El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV) es una familia de virus que afecta muy frecuentemente a las personas, tanto a varones como a mujeres.
A partir de 2017, la indicación de la vacuna contra el VPH -ya incluida en el Calendario Nacional de Vacunación en el año 2011, para todas las niñas de 11 años nacidas a partir del año 2000- se amplía a todos los varones de 11 años (nacidos a partir del año 2006). El esquema completo para niñas y niños de 11 años es de dos dosis separadas por un intervalo mínimo de 6 meses. No requiere orden médica y es gratis en todos los hospitales públicos y centros de salud de todo el país.
 
Por qué se incluye a los varones a partir de este año 
La incorporación de los varones de 11 años de edad, busca disminuir la mortalidad de mujeres por cáncer de cuello de útero, y prevenir en los varones otros tipos de afecciones y cánceres asociados a este virus.
Al mismo tiempo, se contribuye con la equidad de género, ya que tanto las mujeres como los varones son responsables de la transmisión de este virus y se verán beneficiados con la vacunación.

 

Recomendaciones para la vuelta a clases

Antes de volver a clases, es importante que los niños se apliquen todas las vacunas para protegerlo de muchas enfermedades que pueden ser graves. De esta forma, se preserva también la salud de nuestra familia y de la comunidad.
Si tiene entre cinco y seis años (ingreso escolar) debe recibir las siguientes vacunas:
• Vacuna SABIN (oral): para prevenir la poliomielitis o parálisis infantil.
• Vacuna Triple Viral o SRP: para prevenir el sarampión, la rubéola y las paperas.
• Vacuna Triple Bacteriana o DPT: para prevenir la difteria, el tétanos y la tos convulsa.
Por su parte, los preadolescentes son una población vulnerable a enfermedades prevenibles e incluso pueden ser reservorios para la transmisión de enfermedades a niños pequeños. Esto genera la necesidad de reforzar, iniciar o completar esquemas de vacunación.
A los 11 años debe aplicarse:
• Vacuna Triple bacteriana acelular o DPaT: para prevenir difteria, tétanos y tos convulsa.
• Vacuna Hepatitis B: deben completar o iniciar esquema (si no la tuviera desde la infancia).
• VacunaTriple viral o SRP: Para prevenir el sarampión, la rubéola y las paperas, solo si no acreditara dos dosis previas.
• Vacuna contra el VPH: para niñas y para niños (a partir de enero 2017). Para prevenir el cáncer de cuello uterino y otras enfermedades relacionadas al VPH. El esquema es de dos dosis separadas al menos por seis meses.
• Vacuna contra el meningococo: previene la meningitis y la sepsis. Es una dosis única desde enero de 2017.
Cabe destacar que las vacunas del Calendario Nacional de Vacunación se aplican de forma gratuita en centros de salud y hospitales públicos.

Es necesario llevar a los niños al pediatra al menos una vez al año, aún cuando no exista ningún problema aparente, además se recomienda una visita al oftalmólogo y al dentista para prevenir y/o resolver alguna dificultad presente, evitando inconvenientes mayores a futuro.
Además se recomienda una alimentación saludable que le aporte a los niños todos los nutrientes esenciales y la energía que necesita para crecer y mantenerse sano. Además, favorece su desarrollo y su rendimiento escolar. Si un niño antes de ir a la escuela desayuna o almuerza bien, estará más atento y aprenderá mejor.
Es importante que puedan incluir algunos de estos alimentos en las comidas de los menores cada día:
• Frutas y verduras de todo tipo y color.
• Lácteos (leche, yogur, quesos).
• Carnes rojas y blancas (siempre retirando la grasa visible).
• Variedad de cereales y legumbres.
Es fundamental ofrecer agua segura continuamente para mantener al menor hidratado. La actividad física diaria es fundamental para que los niños crezcan más fuertes y con menos riesgos para su salud. Al mantenerse activo logra:
• Músculos y huesos más fuertes.
• Menor probabilidad de sobrepeso y diabetes.
• Presión arterial y niveles de colesterol más bajos.
Es importante un buen descanso los niños deberían acostarse temprano y dormir entre ocho y diez horas diarias. El descanso es fundamental para su salud.
Finalmente, los piojos son un problema frecuente en la edad escolar, por eso se aconseja revisar la cabeza diariamente y pasar el peine fino. Si detecta piojos en el menor se recomienda consultar al médico sobre el tratamiento más adecuado para eliminarlos. Lavar la ropa, las sábanas y los peines con agua caliente. No usar sustancias que puedan ser tóxicas. El vinagre ayuda al desprendimiento de las liendres del pelo.

 

Difarma